Renfe termina la instalación de tres ascensores en la estación de Ugao

Uno de los ascensores instalados en la estación. / E.C.
Uno de los ascensores instalados en la estación. / E.C.

Las obras, que concluyeron ayer, mejoran la accesibilidad tanto del apeadero como del entorno al ejecutarse un elevador exterior

ASIER ANDUEZA UGAO-MIRABALLES.

Los tres ascensores de la estación de tren de Ugao-Miraballes son desde ayer una realidad. Renfe terminó los trabajos de mejora de la accesibilidad de la infraestructura, labores que comenzaron en 2016 y que contaron con un presupuesto de un millón de euros. Las personas en sillas de ruedas seguirán sin poder entrar a los convoyes sin ayuda hasta que las unidades se adapten, aunque sí tendrán la posibilidad de alcanzar la estación -un elevador exterior complementa a las escaleras y la rampa- y los dos andenes (se han instalado dos ascensores para mejorar la entrada al paso subterráneo entre ambos).

Los trabajos, según fuentes del operador ferroviario, «facilitarán a partir de ahora el tránsito de los usuarios por las instalaciones, especialmente de los que tengan una movilidad reducida». En el marco de este proyecto, más allá de la habilitación de mecanismos para facilitar la circulación de los usuarios, se han desarrollado otras labores como el recrecido de andenes a lo largo de 100 metros para favorecer el acceso al tren de los viajeros.

Asimismo, y para evitar resbalones, se han dispuesto pavimento antideslizante en los andenes y los correspondientes elementos de borde para garantizar la seguridad. Finalmente, se ha montado una nueva marquesina de acero y vidrio y se han renovado barandillas y el revestimientos e iluminación del paso inferior. El alcalde, Ekaitz Mentxaka, celebra que, «tras muchos años de reivindicaciones», la renovada estación «mejorará la calidad de vida de los usuarios».

Obras en seis estaciones

Y no son pocos, puesto que los 114 trenes que circulan de media cada jornada en la Línea C-3 Bilbao-Orduña mueven diariamente 33.400 personas. De ahí que esta no sea la única infraestructura rehabilitada por Renfe en los últimos años. En ese sentido, el trazado cuenta con apeaderos mejorados recientemente en Orduña -las obras empezaron el pasado octubre-, Arrigorriaga, Arrankudiaga, Areta (arrancaron en enero) y Amurrio (comenzarán en unos meses), proyectos que de forma conjunta superan los 6 millones de euros.

Estas obras, en todo caso, son insuficientes para los comités de empresa de Adif y Renfe en Bizkaia, que enviaron a finales de mayo un comunicado en el que solicitaban la renovación «inmediata» de las infraestructuras ferroviarias tras el descarrilamiento de un tren de mercancías en Arrigorriaga, incidente que vincularon a la «la falta de inversiones» en el mantenimiento del trazado y del material.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos