Reconocen la gestión ética de las colonias felinas que lleva a cabo Etxebarriko katuak

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

Desde 2014 el Ayuntamiento de Etxebarri gestiona de «forma adecuada» el problema de suciedad, restos de comida y orines que pueden provocar las colonias de gatos incontroladas. Trabaja el programa CES -capturar, esterilizar y soltar a los animales-, una iniciativa que también se desarrolla en otras localidades vizcaínas y que permite controlar la población felina sin hacer daño a los animales y preservando su vida.

Sin embargo, el municipio próximo a la capital vizcaína ha dado un paso más y puso en marcha en 2016 la asociación Etxebarriko katuak, un grupo de voluntarios que cuidan a los felinos y los alimentan con el material que adquiere el Consistorio. El propio colectivo se encarga de buscar casas de acogida para estos gatos callejeros. El proyecto, que se inició con la esterilización de 14 gatos en el barrio de San Antonio, se ha ampliado a todo el municipio y se ha reducido la población de «doscientos a cincuenta» ejemplares.

La intervención municipal ha sido valorada «positivamente» por la a comisión de derecho animal del Colegio de Procuradores de Bizkaia, un organismo creado para preservar la protección animal y que recuerda a las instituciones qué deben hacer con los gatos callejeros, según explicó el alcalde, Loren Oliva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos