El recién ascendido Galdakao se coloca como líder en solitario de División de Honor

El mister, Iñaki Larrea. / M. L.
El mister, Iñaki Larrea. / M. L.

«No lo esperábamos, pero hay que tener los pies en el suelo y estar preparados para los momentos menos buenos», dice el mister

O. G. MANCERAS GALDAKAO.

Casi sobre la bocina llegó el pasado sábado el único tanto del partido en Santa Bárbara. Corría el minuto 87 cuando Aritz Rodríguez envió a la red un balón dividido en el punto de penalti tras una falta lateral. Con el gol, el Galdakao suma tres nuevos puntos -dispone de doce- que le aúpan en solitario a lo más alto de la clasificación de División de Honor, aunque solo dos puntos por encima del segundo, el Gatika. «Es algo que no esperábamos teniendo en cuenta que somos un equipo recién ascendido y que hemos tenido muchos contratiempos en cuanto a jugadores», admite Iñaki Larrea, el entrenador. Sin embargo, no quiere lanzar las campanas al vuelo. «Tenemos que tener los pies en el suelo y no mirar más allá de cada partido, debemos seguir trabajando colectivamente como hasta ahora y estar preparados para los momentos menos buenos», señala.

Pese a la tardanza en ver puerta, Larrea cree que su equipo cuajó una buena actuación ante el Ugeraga. «Hicimos un gran partido. Creo que supimos plantearlo bien tácticamente y los jugadores lo tenían bien asimilado; dispusimos de ocasiones claras de gol y el equipo no renunció a la victoria en ningún momento», sostiene el mister. Supuso la tercera victoria en tres partidos en su feudo, después de conseguir la primera a domicilio. «Si a las victorias en casa añadimos que fuera de casa ganas algún partido, estos resultados te ponen en lo alto de la clasificación, pero somos conscientes de que la igualdad es muy grande y que todos los partidos se deciden en pequeños detalles», precisa.

El próximo domingo, los 'dinamiteros' rendirán visita al Erandio en Ategorri, campo mítico vizcaíno de hierba natural. «Lo más preocupante puede ser el estado del terreno», admite Iñaki Larrea. Un encuentro que esperan «complicado». «Debemos de estar muy atentos a su juego directo, a las segundas acciones y su estrategia, se generan muchas ocasiones y cualquier despiste puede suponer un gol», avisa. Precisamente ante el equipo erandiotarra sumó el Etxebarri su segundo punto de la temporada. La victoria parecía que se quedaba en el Municipal, pero los visitantes empataron en el 86. También empató el Padura, en este caso 1-1 ante el Iurretako. Por último, el Arratia perdió en casa por 0-1 ante el Aurrera de Ondarroa.

Fotos

Vídeos