Prohíben el baño en las piscinas de Basauri por la presencia de heces

El Ayuntamiento atribuye los incidentes a pequeños de corta edad sin capacidad de autocontrol. / e. c.

Los incidentes se han producido en seis ocasiones en apenas un mes

LEIRE PÉREZ

Con la llegada del verano, las piscinas de Basauri, con un aforo de casi 2.000 personas, se convierten en la única alternativa para rebajar los efectos de las temperaturas en este municipio sin playa. Pero en lo que va de temporada -desde mediados del pasado mes de junio- han tenido que prohibir el baño en seis ocasiones por la presencia de heces en el agua.

Según informaron ayer portavoces municipales, el último de los episodios se registró el pasado domingo. Se detectó un poso de «pequeñas dimensiones» en el vaso grande de las piscinas exteriores y se prohibió el acceso a la pileta durante «más de una hora» mientras se llevaba a cabo la limpieza para ofrecer el servicio con garantías de salubridad, pero no fue necesario vaciarla. Lo mismo ocurrió en cuatro ocasiones anteriores. Mientras, tras un sexto episodio, sí hubo que desaguar uno de los vasos medianos, de 116 metros cúbicos, con el consiguiente gasto extra de 200 euros para las arcas municipales y el enfado de los usuarios, que no entendían por qué debían pasar el rato en la toalla y recurrir a las duchas para refrescarse.

«Problema habitual»

El Ejecutivo local confirmó que también se han producido episodios similares por «vómitos». Los responsables, según detallaron, «generalmente son niños de corta edad que aún carecen de capacidad de autocontrol», por lo que insisten a «aquellos que los tienen a su cargo que intenten prevenir estas situaciones». El Ayuntamiento emplaza a los usuarios a ser «cuidadosos y previsores», ya que «este tipo de accidentes acarrean muchas molestias a los demás, privándoles del uso de la piscina durante el período que se precisa para la desinfección», que en función de los residuos puede llevar una hora únicamente o más tiempo.

El Consistorio emplaza a los usuarios a ser «cuidadosos y previsores» para evitar molestias al resto

Aun así, las mismas fuentes precisaron que «se trata de un problema habitual en muchas piscinas municipales», aunque en otros municipios como Santurtzi, Trapagaran, Sestao, Elorrio, que cuenta con un llamativo parque acuático, Durango o Amorebieta todavía no se ha registrado un incidente de estas características en lo que va de temporada. En Barakaldo, que cuenta con dos piletas exteriores -Gorostiza y Lasesarre-, tampoco ha habido incidentes de este tipo en lo que va de temporada, aunque sí se han registrado otros veranos. «Cuando ha sucedido, se cierra la piscina, se limpia y queda un día inutilizada. Se vuelve a abrir al día siguiente», explicaron fuentes del Consistorio fabril. En las instalaciones de Galdakao tampoco han tenido aún que prohibir el baño por culpa de desechos humanos , «ni este año ni el pasado», abundaron los responsables municipales. Aun así, los usuarios todavía recuerdan que hace cuatro años varios vándalos saltaron las vallas de madrugada y defecaron en el interior de las piletas.

Temas

Basauri

Fotos

Vídeos