La primera consulta sobre el futuro de Usansolo, el 11 de noviembre

Las concejalas de UH hablan con el portavoz de Galdakao Orain. / MANU CECILIO
Las concejalas de UH hablan con el portavoz de Galdakao Orain. / MANU CECILIO

El pleno de Galdakao aprobó ayer, con los votos de PNV y PSE, preguntar a nueve barriadas si quieren o no participar en el proceso de segregación

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

«¿Desea que su barrio sea incluido en el proceso abierto de segregación de Usansolo?». El 11 de noviembre, los vecinos de Puentelatorre, Labea, Labeaga, Urazka, Arteta, Ordañe, Lekue, Lekubaso y Gorosibai tendrán una cita con las urnas para responder a esa pregunta. El pleno del Ayuntamiento de Galdakao aprobó ayer, en sesión extraordinaria, la tramitación de esa consulta, la primera con «garantías» legales. La propuesta del PNV salió adelante gracias a los dos votos de su socio de gobierno, el PSE, cuyo portavoz, Txema Larrazabal, alegó que, aunque no están a favor de la segregación de este barrio, «existen dificultades para establecer unos límites de Usansolo», por lo que creen que su apoyo, «para sumar y no restar», facilitará que se conozcan esas mugas. El PP se abstuvo, mientras que el resto de formaciones de la oposición -UH, EH Bildu, Galdakao Orain y Galdakao Bizirik- votaron en contra.

El alcalde, Ibon Uribe, defendió que «tenemos que buscar un equilibrio, y por eso lo más democrático es que los ciudadanos decidan, pero sin menoscabar los derechos de los galdakaotarras. No hemos negado la identidad de ningún pueblo, pero no tengo que decir amén a lo que dice UH en cuanto a la territorialidad de Usansolo». Para la formación que lucha por la segregación, sin embargo, «existe un clamor para llegar a un acuerdo, y de hecho llevamos como concejalas dos legislaturas porque el pueblo nos elige. La gente tiene claras las delimitaciones y nos parece que hacer la consulta por barrios es una excusa para retrasarlo todo. Además, según explica la ley aprobada por la Diputación, no hace falta preguntar a Madrid -el Ayuntamiento pedirá permiso al Gobierno central- si se puede hacer esta consulta».

Moción rechazada

En la misma línea, la portavoz de EH Bildu, Bea Ilardia, aseguró que «no es necesaria una consulta por barrios, porque los vecinos saben lo que es Usansolo y conocen perfectamente dónde ir a un funeral o escolarizar a sus hijos. Además, tienen muy claro dónde votar». El edil de Galdakao Bizirik también se mostró en contra de la propuesta jeltzale, «porque solo va a aplazar el proceso», y Galdakao Orain, la marca de Podemos en el municipio, censuró que se trata de «toda una farsa». Esta formación presentó una moción conjunta con UH, que finalmente fue rechazada por el equipo de gobierno, en la que reclamaron convocar la comisión mixta que pondría todo el proceso de segregación en marcha.

La concejala del PP, Mari Carmen Sánchez, consideró por su parte que «este asunto es cuestión de la voluntad de los partidos», y subrayó que, legalmente, no pueden crearse municipios «de menos de 5.000 habitantes» (Usansolo no llegaría a los 4.500). Tras los resultados de ayer, el Ejecutivo local remitirá la documentación al Gobierno central para que autorice el referéndum.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos