El plan de desarrollo de Basauri enfrenta a los partidos municipales

Vista de los antiguos terrenos de la Basconia, donde se prevé construir 300 viviendas.
Vista de los antiguos terrenos de la Basconia, donde se prevé construir 300 viviendas. / M. A.

El alcalde, Andoni Busquet, recuerda que existe un «amplio proceso participativo» y que los vecinos han presentado 583 ideas

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana, el documento que diseñará el futuro de Basauri, no está alcanzando el consenso que desearía el Ejecutivo local y se ha convertido en un nuevo motivo de enfrentamiento. Los partidos de la oposición, excepto EH Bildu, se muestran contrarios a la propuesta del gobierno de Andoni Busquet, que busca desarrollar el municipio de forma sostenible, rehabilitando viviendas y con un umbral máximo de 1.400 hogares, 800 por debajo de los topes que establece el Plan Territorial Parcial. Basauri Bai critica que «no se ha buscado el consenso de la mayoría y han preferido buscar muletas», en referencia al acuerdo con la coalición abertzale.

La formación censura que no se tengan en cuenta los «doce millones de pérdidas», que generará el plan especial para los barrios de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe. «Les da lo mismo construir 300 pisos que 100, ya que el papel lo aguanta todo», explica el portavoz, Boby Galdós. Además, desde la formación vecinal son reacios a declarar suelo mixto Laminados Velasco, una modificación que abre la puerta a construir viviendas. «Se les da gratis la posibilidad de vender el terreno y sacar dinero. Pone en riesgo 120 puestos de trabajo», añade.

La Basconia

Desde la bancada popular, su portavoz, Gabriel Rodrigo, acusa a los responsables municipales «de ir tarde». «El debate se debería haber iniciado en abril, aunque en mi humilde opinión, no veo mucho sentido común en este avance porque los temas de ciudad se siguen dejando de lado como son los referentes al PERU y a los suelos de SEPES. Tiene un convenio que arreglar con su colega el señor Aburto», recuerda Rodrigo. Y critica que se quieran construir únicamente 300 viviendas en los antiguos terrenos de La Basconia. «No es viable.Costaron 16 millones de euros», dice, tras mostrarse partidario de incrementar el número total de pisos a construir en la localidad hasta los 1.692. Mientras tanto, la socialista Soraya Morla, pone reparos a que el Ejecutivo local no busque la «unanimidad», como tampoco ha hecho en el plan especial del centro. «Fueron rechazadas todas las sugerencias planteadas desde la oposición. Salió adelante exclusivamente con una abstención de EH Bildu a cambio de una consulta ciudadana mal planteada y con un retraso de 5 años», lamenta.El alcalde, Andoni Busquet, recuerda, sin embargo, que las primeras fases de renovación del plan están contando con un «amplio proceso participativo».

«811 vecinos presentaron 583 ideas y propuestas. Se han recogido opiniones en talleres participativos y a través de la página web». Y apunta que «fue presentado al resto de partidos, al Consejo Asesor del Planeamiento, volvió a someterse al sentir ciudadano en una oficina específica durante tres meses, volvió nuevamente al Consejo Asesor, se celebró una comisión monográfica sobre el asunto y se recibieron 37 sugerencias más, y en una nueva comisión se dio plazo para que los partidos pudieran realizar propuestas una vez que se tomó como base la alternativa D. Y se celebró nuevamente una reunión más con el equipo redactor y los partidos políticos presentaron sus aportaciones», recuerda el primer edil para acallar las criticas.

Fotos

Vídeos