Los perros de Galdakao dispondrán de otras cinco zonas para pasear sueltos

Galdakao ya dispone de otras ocho zonas de esparcimiento para canes. / IÑIGO FERNÁNDEZ
Galdakao ya dispone de otras ocho zonas de esparcimiento para canes. / IÑIGO FERNÁNDEZ

Las obras terminarán este mes en enclaves como Urreta y Aperribai. El Ayuntamiento también modificará el horario del área canina de Altzadi y la ubicación de la de Zabalea

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Desde hace casi dos años los vecinos de Galdakao disponen de ocho zonas de esparcimiento para perros en las que los casi 3.000 canes que residen en la localidad pueden estirar las patas sin la reglamentaria correa, incluso las 24 horas del día. Tras la experiencia positiva que ha supuesto esta iniciativa, el Ayuntamiento habilitará ahora otras cinco nuevas zonas de esparcimiento para canes y modificará dos de las existentes Así, se efectuará el traslado de la zona inicialmente dispuesta en Zabalea, que pasará a estar ubicada en la parte trasera, y se cambiará el horario de uso del espacio abierto anteriormente en Altzadi, que dejará de ser de 24 horas y pasará a poder ser utilizado por perros sueltos entre las ocho de la mañana y las diez de la noche, para evitar ruidos molestos a los vecinos.

Mientras, las nuevas zonas de esparcimiento canino que se están instalando son la del bidegorri de Urreta, la presa Arantzille y San Inazio, donde los canes podrán jugar sin ataduras entre las ocho de la mañana y las diez de la noche. Además, podrán pasear sin correa las 24 horas por Aperribaibide y el parque de Aperribai. El Consistorio ya ha iniciado las obras para adecentar estos espacios de esparcimiento. Según fuentes municipales, la inversión realizada será similar a la anterior fase, es decir, de 30.000 euros aproximadamente y finalizarán este mismo mes.

Señales

Estos espacios cuentan con unos postes que delimitan visualmente el área, donde letreros recogerán horariso y normas de uso como un recordatorio general del cumplimiento de la ordenanza sobre tenencia de animales, donde se advierte que se debe respetar al resto de los usuarios, controlar el perro en todo momento, llevarles atados fuera de las zonas habilitadas y la necesidad de recoger las deposiciones.

Además, no está permitido el uso de estos espacios por parte de los perros potencialmente peligrosos. Rubén Seoane, concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento, explicó que «esta iniciativa llega tras la experiencia piloto iniciada anteriormente para seguir apostando por una ciudad más amable y para que convivan con respeto viandantes y animales. Las mascotas podrán disfrutar libremente sueltas de todas estas zonas, siempre bajo el control y la vigilancia de sus dueñas y dueños, y cumpliendo con lo establecido en la ordenanza municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos