«Las pasarelas deben mostrar físicos diferentes porque no todas somos iguales»

Azkueta desfiló en la Fashion Week de Milán. / J. A.

La joven de Etxebarri Janire Azkueta participa mañana en Barcelona en el certamen Miss Plus Size de tallas grandes

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

Janire Azkueta pisó a los 13 años por primera vez una pasarela. Bilbaína residente en Etxebarri, la experiencia que tuvo fue amor a primera vista, pero no pudo seguir el camino iniciado por padecer una enfermedad rara con la que engordó. Concienciada con la nueva situación, y con la «ayuda de sus padres», esta estudiante de Medicina decidió dar un rumbo nuevo a su vida y convertirse en modelo profesional de Plus Size o, lo que es lo mismo, de tallas grandes.

Lleva desde los 17 años -ahora tiene 28- en esta nueva faceta y en este tiempo se ha convertido en modelo referente a nivel internacional. Trabaja para la Agencia Ford Models de Nueva York y este año, por ejemplo, ha desfilado en la Fashion Week de Milán. Gracias a su trabajo, además, ha recorrido medio mundo.

Azkueta lo tiene claro: «Las pasarelas deben mostrar físicos diferentes porque no todas somos iguales», defiende. Desde su posición privilegiada quiere demostrar que tener unos kilos más que lo que establecen los cánones actuales, con el 90-60-90 como mantra, no está reñido con la belleza ni con el atractivo. «Hay que reivindicar que en la sociedad no sólo hay una imagen de mujer. Tenemos que hacer moda para todos», subraya.

Y, en ese sentido, apunta que «el estilo no tiene que ver con el físico, no está reñido con tener clase ni con ser menos femenina. A mí me encanta ser elegante e ir guapa. El tener más peso no implica tener más pereza a la hora de arreglarse». Sus argumentos han conseguido convencer a otras chicas con curvas. Lo corroboran sus redes sociales, puesto que su blog cuenta con más de 2.000 visitas semanales y en Instagram tiene 4.000 seguidores.

El objetivo que persigue, en todo caso, es hacerse más conocida en España, porque es aquí donde quiere lanzar una línea propia de ropa. «En el extranjero trabajo mucho, aquí menos porque todavía las empresas tienen una mentalidad más antigua y no les ha dado por apostar por pasarelas Plus Size», lamenta. «Me gustaría triunfar aquí, porque al final es mi casa, y reivindicar donde yo estoy», afirma.

Más fácil trabajar

Y no se piensa rendir, porque además comenta que en el mundo de las tallas grandes la edad no es un inconveniente, precisamente porque refleja a la sociedad. «Es más fácil trabajar», añade. Desde ayer se encuentra en Barcelona, donde mañana participará en el certamen de belleza Miss Plus Size España, que se celebrará en el Teatro Aquarella Music.

La vizcaína tendrá que medirse a otras quince participantes y mostrar sus cualidades. Para ello cuenta además de con su bagaje profesional con haber participado hace una década en el concurso Miss Tallas Grandes del País Vasco, aunque entonces no conquistó al jurado, quizás por la falta de experiencia. Un valor que le acompañará en esta ocasión.

Fotos

Vídeos