«Parecemos los tontos de Bizkaia, siempre se nos adelantan otros»

En mayo celebraron una marcha reivindicativa. / JORDI ALEMANY
En mayo celebraron una marcha reivindicativa. / JORDI ALEMANY

Los vecinos de Galdakao denuncian que el Gobierno vasco destine dinero al metro a Rekalde y al aeropuerto mientras la Línea 5 no avanza

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Los vecinos de Galdakao están hartos de «promesas no cumplidas» en cuanto a la puesta en marcha de la Línea 5 de Metro se refiere, pero sobre todo están contrariados por el acuerdo alcanzado, en el marco de la negociación de los presupuestos del próximo año, por el Gobierno vasco y el PP. A lo largo del 2018, el Ejecutivo autónomo destinará 275.000 euros a los estudios técnicos para cerrar el anillo del tranvía en Bilbao, y también para extender el metro al barrio bilbaíno de Rekalde y al aeropuerto.

También desconcierta a los vecinos esa información, publicada la semana pasada, porque en octubre el diputado general, Unai Rementeria, desgranó las prioridades a nivel de movilidad en Bizkaia, entre las que se incluía la ampliación del suburbano al hospital de Galdakao, un centro por el que a diario pasan 3.500 personas y el único gran recinto sanitario del territorio histórico que no tiene conexión a través del transporte soterrado.

40.000
firmas han recogido los vecinos de Galdakao en los próximos meses para pedir que se acelere la construcción de la Línea 5.

«Estamos desmoralizados porque ahora parece que el dinero para acometer las obras no es el problema, sino las prioridades políticas de cada momento. Nosotros tenemos todos los estudios realizados, cosa que los de Rekalde no. Parecemos los tontos de Bizkaia, siempre se nos adelantan otros», denuncia Mari Paz Losada, portavoz de la plataforma vecinal pro Línea 5. Aclara, eso sí, que no están en contra del proyecto de Rekalde, pero creen justo que «empiecen ya de una vez el metro a Galdakao, aunque sea por tramos».

Los vecinos retomarán el próximo año los actos de protesta con una cadena humana y otras acciones

Iniciativa en el Parlamento

«Es muy sospechoso que de ser la prolongación de la Línea 1 pasamos a ser la número 5 y nos enteremos por la prensa de que van a priorizar la de Rekalde. Parece que están numeradas en el orden en el que se van a ejecutar», apostilla Losada. La representante de la agrupación avanza además que «vamos a reactivar nuestras acciones de protesta y las acciones que teníamos programadas, porque lucharemos hasta el final». Entre esas propuestas reivindicativas está la de hacer una cadena humana desde Usansolo hasta Etxebarri y seguir con la recogida de firmas, que ya supera los 40.000 apoyos, por lo que tienen entidad para impulsar una iniciativa legislativa popular en el Parlamento vasco.

Los vecinos critican también que, «mientras en el Ayuntamiento los políticos se pelean por la lanzadera, dejan de lado lo que realmente importa, que es el metro, por eso están acondicionando Bolueta -el Consistorio anunció a finales de noviembre que se mejorará la parada-, para que esperemos la Línea 5 sentados». Lo único cierto es que, atendiendo a las informaciones «contradictorias» del Gobierno vasco y del ente foral, todo es una gran incertidumbre y la sensación de los residentes en la localidad es que, a pesar de más de diez años de lucha para acercar el suburbano, su futuro sigue en el aire.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos