Orozko permitirá oficiar funerales civiles en espacios públicos

Los vecinos podrán despedir a sus familiares en el frontón viejo y en Donibane Aretoa, pero no se descarta ampliar la lista de recintos

LEIRE PÉREZ OROZKO.

Que los tiempos han cambiado es una realidad y las instituciones se van a adaptando a la distancia que a veces separa a los ciudadanos de los cultos y ceremonias religiosas. El Ayuntamiento de Orozko se ha convertido en el último de la comarca en aprobar de forma provisional una ordenanza que permite la celebración de funerales y homenajes civiles en espacios públicos. Según explicó José Urraza, edil del Ejecutivo local, «se regulan así los trámites que se han de llevar a cabo» en un acto en el que únicamente se permitirá la presencia de las cenizas del difunto. No cabe la posibilidad de desarrollar ceremonias de cuerpo presente.

Con carácter general se podrán desplegar medios para este tipo de eventos en el viejo frontón de la localidad, ubicado junto al Ayuntamiento y en Donibane Aretoa, dos lugares espaciosos y el segundo de ellos cerrado. En el caso de la sala polivalente se podrán reunir hasta 120 personas, una cifra que puede ser mayor incluso en el caso de la instalación deportiva. Pero además «excepcionalmente» se podrá autorizar el uso de otros espacios públicos, como plazas, parques y calles, en función del «arraigo del fallecido con dichas alternativas que se soliciten», comentó Urraza.

La institución local cederá a los asistentes mobiliario como sillas, mesas y otro tipo de material como megafonía, proyectores y altavoces. Dada la peculiaridad del momento los trámites que deberán presentar los solicitantes serán «sencillos y breves» y el Ejecutivo local dará vía libre «de forma inmediata» al requerimiento a través de un «decreto de Alcaldía», añadió el edil de Adie.

La ordenanza ha sido aprobada con los votos a favor del equipo de gobierno y de EH Bildu. El PNV se ha abstenido porque considera que la ordenanza no debe dejar lugar a interpretaciones. «Hay que nombrar a la persona, si es el alcalde, o la Junta de Gobierno, o quien sea, que se encargue de resolver las excepcionalidades y de decidir si se acepta la solicitud para utilizar otros lugares que no sean el frontón viejo y Donibane Aretoa», señaló el portavoz de la formación, Bittor Olagüenaga.

El alcalde, Josu San Pedro, acusó a los jeltzales de «únicamente retrasar la aprobación final si presentan alegaciones». Orozko se suma a una lista de otros cuatro municipios de la comarca en los que también en los últimos meses se han ido creando ordenanzas para ir adaptándose a los cambios sociales. Etxebarri fue el primero y le siguieron Arrigorriaga, Basauri y Orduña. En el segundo municipio en número de habitantes, Galdakao, ésta se encuentra en proceso de «estudio», indicaron fuentes municipales.

Temas

Orozko

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos