Orozko inicia los trámites para unirse al Consorcio de Aguas

Las aguas de Orozko vierten al río Altube, que por su parte desemboca en el Nervión. / E. C.
Las aguas de Orozko vierten al río Altube, que por su parte desemboca en el Nervión. / E. C.

El municipio reconoce la dificultad para gestionar el saneamiento cuando se construya la depuradora de Basaurbe

LEIRE PÉREZ OROZKO.

El Ayuntamiento de Orozko ve más sombras que luces en el proyecto de saneamiento del Alto Nervión, que pondrá fin a las aguas sucias de los municipios alaveses de Llodio, Amurrio y Ayala, pero también a las de la localidad vizcaína. A pesar de que lleva más de dos décadas esperando a que se materialice la depuradora de Basaurbe, un depósito al que en principio se transportarán sus residuales, Orozko prefiere no dar todo por decidido y explorará otras vías. El pleno del Ayuntamiento, en ese sentido, ha aprobado por unanimidad iniciar contactos con el Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia para conocer qué mejoras tendría que hacer la Administración local de cara a poder adherirse a una red de la que forman parte 80 municipios vizcaínos y más de un millón de habitantes (presta servicio al 90% del territorio).

El trámite ha sorprendido porque justo esta misma semana el Ministerio de Medio Ambiente ha anunciado que el proyecto, que costará cerca de 80 millones de euros, avanza a buen ritmo y que a medio plazo saldrá a licitación la construcción de dos depuradoras y de la red de colectores que permitirá transportar las aguas domésticas e industriales. De caerse del plan Orozko, la cuantía final descenderá.

El Ayuntamiento ha tomado la decisión de dar un giro y conocer qué requisitos tendría que cumplir porque «de aquí a pocos años, cuando la EDAR de Basaurbe se ponga en marcha, tendremos que pagar el servicio que dé esa depuradora a nuestro pueblo. Antes de que se construya nos van a llegar desde la Confederación Hidrográfica del Cantábrico una serie de deberes y tenemos muchas dudas de que seamos capaces de gestionar por nosotros mismos tanto el abastecimiento como el saneamiento, por eso creemos que es importante ir dando pasos para buscar otra alternativa», señaló el alcalde, Josu San Pedro.

Votación en el pleno

El primer edil se mostró partidario de unirse al ente vizcaíno, aunque aseguró que será «el pleno» el que tenga la última palabra, seguramente ya en la próxima legislatura. De momento, los técnicos del Consistorio y los de la sociedad pública elaborarán un documento en el que se indique cómo están las redes, qué inversiones hay que hacer y cómo repercutirá el cambio tanto en la Administración local como en los propios vecinos. «Tenemos la sensación de que Orozko sólo no va a poder y para elegir necesitamos conocer la fotografía de lo que tenemos», señaló el regidor.

San Pedro recordó que hasta el momento el Ayuntamiento está gestionando «de manera razonable» su propio abastecimiento y saneamiento. Pero lamentó que «no somos un ejemplo a seguir en saneamiento porque tenemos pozos sépticos que dejan mucho que desear, vertimos al río y tenemos colectores mezclados con fecales. Sin embargo, cuando hemos ido a la Diputación a solicitar soluciones nos han dicho que sólo hay dinero para los pueblos consorciados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos