Las obras para eliminar las goteras del polideportivo Urreta de Galdakao arrancarán a comienzos de año

Cubos instalados hace unos meses para recoger el agua. / A. A.
Cubos instalados hace unos meses para recoger el agua. / A. A.

El Ayuntamiento invertirá 150.000 euros en impermeabilizar el tejado tras constatar los técnicos su mal estado

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

El Ayuntamiento de Galdakao quiere poner fin de forma «definitiva» a las goteras del polideportivo Urreta. El equipo de gobierno informó ayer de que, con un presupuesto de 150.000 euros, las obras de impermeabilización de la cubierta arrancarán en el primer trimestre del próximo año. Y es que los usuarios del recinto han mostrado en más de una ocasión su hartazgo por la situación del polideportivo, con baldes repartidos por las instalaciones para recoger el agua, y que hace unos meses registró el desprendimiento de una placa del techo del hall.

Los técnicos, que elaboraron un análisis para conocer mejor los problemas que registra la cubierta, constataron que la principal filtración se está en la esquina sureste, si bien «esta entrada de agua no es continua y puede producirse por acumulación de agua embalsada». También detectaron agua en el suroeste, que «resbala por el muro y es esporádica y, por lo tanto, el alcance del daño es variable según la zona». Al margen de estas deficiencias en la estructura, los trabajadores municipales, en las visitas que realizaron a las instalaciones, apreciaron problemas en la cubierta de policarbonato producidas, según la Administración local, «por la sequedad de las juntas» que unen las placas «y su movimiento».

Placas solares

El área de Deportes y Juventud quiere que el hall albergue exposiciones de forma habitual

Asimismo, encontraron fisuras «en uno de los tres vidrios que forman la lámina», causadas «por incrementos de temperatura». Se aprovechará, además, para aumentar la pendiente de la cubierta actual para favorecer el desagüe, ya que en la acumulación de lluvia tiene mucho que ver que la estructura sea horizontal.

El pasado invierno, cuando las heladas rompieron varios paneles solares, lo que favoreció las goteras, el Ejecutivo local avanzó que tenía intención de acometer una remodelación de la cubierta que fuera más allá de parchearla «porque resolver estas filtraciones es bastante complejo». La iniciativa tiene más sentido si cabe tras el anuncio del área municipal de Deportes y Juventud, que pretende convertir el hall del polideportivo en una sala de exposiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos