Objetivo: construir escuelas en el desierto

Los niños tienen que recorrer largas distancias para ir a clase. / E. C.
Los niños tienen que recorrer largas distancias para ir a clase. / E. C.

El colegio Gandasegi de Galdakao acoge mañana la proyección de 'Corazón de arena', documental sobre el acceso a la educación en Marruecos

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

La asociación de voluntarios de Galdakao GBGE proyectará mañana a las 19.30 horas en Gandasegi el documental 'Corazón de arena', rodado en Marruecos y que muestra la iniciativa del colectivo Step for life. Como explica Jordi Gil, uno de los fundadores de este proyecto, «lo creamos hace tres años porque, cuando íbamos Marruecos a hacer deporte por el desierto, nos dimos cuenta de que se registraban muchos accidentes de niños en sus carreteras». Según Gil, esta cantidad de siniestros mortales que sufren los más pequeños se producen porque deben hacer más de 20 kilómetros desde sus aldeas para poder ir a los colegios más cercanos. «Queremos trabajar por su educación, ampliando y creando escuelas para que así no tengan que verse obligados a ir por esas peligrosas carreteras cada día, y que la falta de recursos no sea un problema para poder ir a la escuela, consiguiendo así que todos los niños tengan una educación digna, con igualdad de oportunidades», afirma Jordi, que ha creado esta iniciativa junto con su compañero Jordi Monedero.

Este documental ha iniciado una gira por todo el territorio nacional, y acercará la realidad del día a día en Marruecos y cómo las escuelas cambian la vida de los niños. «Les hemos mostrado la situación a los niños de colegios de aquí, con los que trabajamos la educación y comparamos la situación», precisa. «En estos momentos tenemos a 200 niños y niñas que hemos conseguido que tengan garantizada su educación digna durante un año. Para ello, cinco profesores trabajan allí», detalla. Y consiguen que los hijos de familias con pocos recursos puedan ser escolarizados. El próximo proyecto será el de construir un colegio en la localidad de Mergan, uno de los puntos negros de las carreteras.

GBGE ha querido llevar a Galdakao el documental 'Corazón de arena' para visibilizar otros programas de cooperación. Y es que la entidad vizcaína trabaja en Mongolia con un centro de día para niños con diversidad funcional y colabora, de esta manera, en la difusión del trabajo de otras organizaciones en otros países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos