Los niños de Ugao contarán con un parque renovado en Lehendakari Aguirre

Zona de juegos de Lehendakari Aguirre. / MIREYA LÓPEZ
Zona de juegos de Lehendakari Aguirre. / MIREYA LÓPEZ

Los nuevos juegos estarán listos antes de finales de año, igual que la cubierta de la plaza de la ermita

ASIER ANDUEZA UGAO-MIRABALLES.

El Ayuntamiento de Ugao-Miraballes renovará antes de que finalice este año el parque infantil de Lehendakari Aguirre tras adjudicar la obra a la empresa Construcciones y Reformas Morga por un precio 41.000 euros. Según explica el alcalde, Ekaitz Mentxaka, «aproximadamente recibiremos en quince días todo el material y se empezará a construir este espacio de juegos infantil, que esperamos tenga mucho éxito».

En estos trabajos se sustituirán los antiguos columpios y su pavimento acolchado por varios tipos de estructuras nuevas. Concretamente, se instalará un conjunto formado por dos torres, un puente, barra de bomberos, acceso de escalada, tobogán simple y tobogán cerrado. Además, habrá una plataforma giratoria y tres tipos de columpios. Estos son precisamente los elementos más utilizados por los pequeños, y se primará la seguridad entre los niños más txikis. De esta manera, además de habilitar una estructura con asientos planos se colocará otra con cestas y una tercera con sillines en forma de cuna.

Los juegos se instalarán sobre una superficie de pavimento de caucho de tres colores. «Este tipo de suelo es el que ofrece más resistencia al desgaste en parques infantiles, pero conservando todas las ventajas que ofrecen los suelos elásticos y a un coste mucho más reducido que otros materiales», dicen desde el Ayuntamiento.

Otras cubiertas

Esta no será la única inversión destinada a espacios infantiles, ya que se concluirá también en esta recta final del año la construcción de la cubierta en el parque de la plaza de la ermita de Udiarraga, unas obras que costarán 91.630 euros. Así, esta será el primer techado de estas características en el centro de la villa, que se suma al de la ikastola Leitoki. «Con este nuevo techo los txikis dispondrán de un espacio en el que podrán disfrutar aunque llueva», apunta Mentxaka antes de aclarar que «la crisis ha imposibilitado que haya podido hacerse realidad antes».

Desde el equipo de gobierno recuerdan que «los ugaotarras demandan este tipo de espacios», por lo que no descartan cubrir otros lugares de juego para los niños, una decisión que, en todo caso, dependerá cómo evolucionen las arcas municipales.

Fotos

Vídeos