La marca de Podemos abre la campaña del 'no' al plan de regeneración de Basauri

Infografía de la trinchera./AYTO. DE BASAURI
Infografía de la trinchera. / AYTO. DE BASAURI

El partido morado advierte que, de seguir adelante con el proyecto, el Ayuntamiento perderá 12 millones de euros

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Falta algo más de un mes para que los basauritarras puedan elegir, el 17 de diciembre, su futuro en el primer referéndum que se celebrará en la localidad, en el que votarán si el Ayuntamiento se embarca en la regeneración de los barrios de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe, una intervención valorada en 20 millones de euros. De cara a la cita electoral, los distintos partidos políticos comienzan a mostrar sus cartas. Basauri Bai ha sido el primero en entrar en campaña y solicitar a los residentes que no apoyen el plan jeltzale. «Es necesario y obligado aumentar la edificabilidad para poder asumir los costos de la operación», entiende el portavoz, Boby Galdós.

El año pasado contrataron a un estudio de arquitectos y alertaron de la pérdida de 12 millones de euros si se seguía adelante con el proyecto, una acusación que los mandatarios locales y la empresa Idom, encargada de redactar el plan especial de la zona, no tardaron en rebatir. Sin embargo, la marca de Podemos en el municipio ha presentado para justificar su rechazo a la actuación las conclusiones de un segundo informe que cuestiona la respuesta de Idom al primer documento.

Recurren de nuevo al despacho Anasagasti, Basterra y Ereño. En el texto se discrepa en «los costes de las edificaciones y en el valor de las construcciones». Y mientras que la ingeniería contratada por la Administración apunta a que el valor de la vivienda pública es de «2.000 euros el metro cuadrado», la firma de arquitectura sitúa la cuantía en «1.629 euros», una diferencia de ingresos que también se mantiene en las parcelas de garaje. Idom considera que cuestan «30.273 euros» frente a los «21.229 euros» que estiman desde Basauri Bai, quienes indican además que «no existe una memoria de sostenibilidad económica que aclare con más precisión si el proyecto es viable».

«Es necesario y obligado aumentar la edificabilidad para poder asumir los costos de la operación»

Paralizar el plan

Portavoces municipales insisten por su parte en que «el método de valoración» utilizado por este partido de la oposición es «inadecuado». «Lamentamos un continuo empeño de paralizar la regeneración de estos barrios por parte de esta formación, aunque nos congratulamos de que por fin hagan público que quieren aumentar la edificabilidad en el ámbito, lo que implicaría construir más edificios y de más altura, una opción que generó mucho rechazo y oposición vecinal», aseguran.

«Duplican los gastos de construcción estimados al considerar los costes y riesgos, una carga económica que no sería atribuible en todo caso al Ayuntamiento, sino al futuro promotor de las viviendas», apuntan. «El estudio de viabilidad económico-financiero realizado por Idom cumple con los requisitos legales y está justificado. Los cálculos son muy prudentes», defienden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos