Una máquina de vending reforzará la oferta del kiosko de las piscinas de Galdakao

El kiosko de comida de las piscinas. / A. A.

Los usuarios, tras muchos años sin disponer de un local con comida, han tenido que hacer cola para comprar los días calurosos

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Menos de un mes después de que se abriera la temporada de baño en las piscinas descubiertas de Elexalde, en Galdakao, se ha revelado que la puesta en marcha de un kiosko de comida y bebidas era algo muy esperado por los usuarios. Tras muchos años sin disponer de ningún establecimiento para comprar algo de comer o simplemente tomarse un café, ahora «se forman colas increíbles» los días de buen tiempo para llevarse a la boca un trozo de pizza, un snack o un helado artesanal y para tomar algo refrescante. Tanto es así que, según explica Beatriz López, una de las responsables de la empresa que gestiona este nuevo servicio, «hemos instalado una máquina de vending -justo al lado del citado kiosko- ante la gran demanda» de refrescos y agua que han tenido sobre todo en los días de mucha afluencia. Y es que en algunas jornadas han llegado a pasar por el complejo deportivo más de un millar de personas.

De esta manera, se ha hecho casi realidad una reivindicación vecinal. Y se que la instalación del kiosko, en principio, es temporal; una fórmula para mitigar la carencia de un bar mientras la Administración local estudia cómo recuperar el antiguo restaurante.

«Este es el primer paso para poder reabrir en esta misma legislatura el antiguo bar y restaurante de la parte superior, que en estos momentos es un solar que tenemos que adecentar y dotar de ascensores para hacerlo accesible», señaló la concejala de Obras y Servicios, Aintzane Urkiza, durante la presentación de las novedades con las que se han abierto este año las piscinas, en las que se han invertido 160.000 euros. En ese sentido, la Administración local ha colocado juegos acuáticos y 50 nuevas hamacas y ha arreglado los azulejos de la pileta principal. Así, podrán satisfacer a los usuarios, que si el tiempo lo permite llenarán el complejo como el pasado año, cuando se registraron alrededor de 30.000 entradas.

Fotos

Vídeos