Una macrorredada clausura un 'after' en un polígono de Arrigorriaga

La Ertzaintza desplegó numerosas furgonetas y patrullas para cerrar el 'after'./E.C.
La Ertzaintza desplegó numerosas furgonetas y patrullas para cerrar el 'after'. / E.C.

Los agentes intervinieron diversas cantidades de droga, armas blancas y hasta una pistola de descargas eléctricas

LEIRE PÉREZ

Agentes de la Ertzaintza adscritos a la comisaría de Galdakao y efectivos de la Policía Local de Arrigorriaga llevaron a cabo a primera hora de la mañana de este domingo una macrorredada en un conocido 'after' del municipio que terminó con la clausura del local. Se trata del restaurante Atxukarro, un establecimiento hostelero que durante los últimos meses ha generado numerosas denuncias por ruidos y altercados entre los vecinos de Arrigorriaga. A pesar de ubicarse la actividad en un polígono industrial, lugar a simple vista alejado de las miradas ajenas, el volumen de la música a primera hora de la mañana era de tal envergadura que «retumbaba el pueblo, y sobre todo el barrio de Lombo», aseguraron los propios residentes. El negocio se había convertido en un 'after hour' de referencia en la comarca, aunque los propietarios del restaurante carecían de licencia de discoteca.

Identificadas 70 personas

Hace unos meses efectivos de la Ertzaintza realizaron una primera intervención, pero fue este domingo por la mañana, aprovechando que estaba programada e incluso se había anunciado por las redes sociales una matinal con DJs, cuando casi medio centenar de agentes de la Policía Autónoma y de la Guardia Urbana participaron en un «dispositivo contra el consumo de sustancias estupefacientes», según el departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

Los agentes estuvieron arropados por la Unidad Canina para la detección de drogas y apoyados por la Brigada Móvil. Durante la mañana se identificó a unas 70 personas en el interior del recinto. Según ha podido saber El CORREO, en el registro, del que se informará en las próximas horas, se han incautado diversas cantidades de droga, así como una pistola de descargas eléctricas -táser-, armas blancas y una porra extensible.

Los policías no procedieron a realizar ninguna detención, aunque sí que se cursaron numerosas sanciones por posesión de drogas. La Policía Local de Arrigorriaga fue, por su parte, la encargada de clausurar de forma cautelar el establecimiento por incumplimiento de la ordenanza reguladora de los horarios y por carecer de la licencia necesaria para este tipo de eventos. A lo largo de esta semana el Ayuntamiento de Arrigorriaga tramitará el expediente y las correspondientes multas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos