Más de 900 kilómetros para recuperar la cabeza de la Eskarabillera

La Eskarabillera en la procesión de San Fausto. / BORJA AGUDO
La Eskarabillera en la procesión de San Fausto. / BORJA AGUDO

La cuadrilla Zigorrak viajará a Normandía, donde llegó volando atada a unos globos la figura de las fiestas de Basauri

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Marca la tradición que hasta el lugar en el que se encuentra la cabeza de la Eskarabillera, tras la suelta acompañada por varios globos de helio del último día de las fiestas de San Fausto, debe acudir para traerla a casa la cuadrilla que ha estado cuidando de ella durante los últimos festejos. Es por ello que la noticia de su aparición el pasado mes de enero en un pueblo de la región francesa de Normandía se convirtió en todo un notición para los vecinos de Basauri, que se han ido acostumbrando en las últimas ediciones a ver cómo desaparece para siempre la figura o, como mucho, a contemplar que resurge a pocos kilómetros de la localidad, impidiendo así cualquier celebración fuera de lo normal.

La cuadrilla Zigorrak, encargada de su rescate en esta edición, no tardó por ello en ponerse manos a la obra y celebró una asamblea para decidir cuándo y cómo iba a ser el viaje para recoger el símbolo festivo de Basauri. Porque que había desplazamiento estaba claro; solo faltaban por decidir los pormenores.

Y, antes de que se les eche el tiempo encima, el grupo ha marcado en rojo el fin de semana del 10 de marzo en el calendario. Dos días antes, el jueves 8, una treintena de personas partirán al atardecer con rumbo al norte de Francia. Al final han decidido viajar en furgonetas, aunque en un primer momento se barajó la idea de ir en autobús.

Permanecerán alojados allí, en el municipio de Caen, hasta el domingo, cuando iniciarán el viaje de vuelta con el cartón entre sus manos. Además de miembros de Zigorrak, se unirán a la comitiva representantes de la directiva de Herriko Taldeak. La cuadrilla limitó la participación a aquellos socios que estuvieran al tanto de las cuotas y que se hubieran inscrito antes del 17 de enero.

De aldeanos

Los integrantes de la cuadrilla acudirán al país vecino vestidos con su traje típico de Zigorrak y destinarán cada uno de ellos una media de 250 euros para poder costear el largo viaje; más de 900 kilómetros de aventura.

Y, para que el recuerdo del hallazgo se mantenga en el tiempo, entregarán a Audrey Goulley, la mujer que contactó con los basauritarras, o bien una impresión en 3D de la cabeza de la Eskarabillera o un pañuelo de los festejos y una teja en la que se dibuje la figura, avanzaron desde la cuadrilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos