Karts a todo gas por Etxebarri

Los pequeños disfrutaron de lo lindo probando «las máquinas». / BORJA AGUDO

La exposición de estos vehículos y un circuito fueron ayer algunos de los reclamos de las fiestas del municipio, que terminan el lunes

ASIER ANDUEZA ETXEBARRI.

Ayer la fiesta en Etxebarri se concentró en los alrededores del Ayuntamiento y especialmente en la calle Amezola donde se celebró, dentro de las instalaciones del Hogar del Jubilado, un campeonato de tute y brisca y en plena calle, una exhibición para los más pequeños de karts. Como maestro de ceremonias y encargado de la organización estaba Ander Urkiza, el campeón de España junior de este deporte que pertenece además al club Karting Etxebarri. «Hemos hecho un mini circuito y vamos a sacar cinco karts para mayores y uno para los más pequeños. Todos ellos van a pedales, no como los que yo manejo, que son de motor», explicó Urkiza, de 17 años, que este mismo fin de semana va a competir en una de las pruebas del campeonato estatal en la localidad castellana de Beñamariel. Estas pequeñas motos de 125 centímetros cúbicos son de dos tiempos. «Aunque tienen la misma potencia de una scooter, son muy ligeras y corren más de lo que nos pensamos».

Muchos de los niños que se aferraban ayer a las vallas del circuito miraban fijamente las «pequeñas máquinas», soñando que algún día conducirán unas de motor. Es el caso de Andoni Martínez, de 9 años, que comentó que «me gusta mucho conducir y ya he podido montarme en karts eléctricos, aunque disfruto mucho con éstos a pedales ». Junto a él, estaban los etxebarritarras Unax Fernández e Iker Carballo, quienes esperaban para montarse. «Nos gusta sobretodo la velocidad», dijeron. Los encargados de traer las seis bicicletas a cuatro ruedas eran residentes en Basauri, pero trabajaron con la empresa ubicada en Galdakao 'Diver Parque'.

A Holanda

«Fuimos a buscarlos a Holanda y son los auténticos karts con pedales. En aquel país este tipo de vehículos son muy utilizados porque funcionan como una bicicleta». Uno de los niños más pequeños que disfrutó de ellos fue Alain Salinas, de 7 años, mientras su aita, José Miguel, no paraba de inmortalizar el momento con su móvil. «Nos gustan mucho las motos y los coches». Sin quererse perder esta aventuratrepidante, también probaron las máquinas Rubén Vázquez y sus amigos. «Lo que más gusta de este deporte es alcanzar mucha velocidad. Además, ya tenemos experiencia en conducirlos, porque no es la primera vez que lo hacemos», detalló. La fiesta siguió hasta bien entrada la madrugada. Y no terminará hasta el lunes.

Fotos

Vídeos