Jóvenes extranjeros rescatan los vestigios de la Guerra Civil en Lemoa

La Peña Lemona todavía esconde cientos de cuerpos.
La Peña Lemona todavía esconde cientos de cuerpos. / MANU CECILIO

El quinto campo de trabajo seguirá destapando trincheras en San Antolín y recuperando restos de una cruenta batalla

ÓSCAR G. MACERAS LEMOA.

Por quinto año consecutivo, Lemoa volverá a desarrollar este verano el programa de los campos de trabajo de la mano del Gobierno vasco, un proyecto vinculado a la memoria histórica que «trata la recuperación de la zona de trincheras ubicadas en la cima del monte donde se libró una batalla de la Guerra Civil». Para llevarlo a cabo, desde la dirección de Juventud del Ejecutivo autónomo y desde el Ayuntamiento de la localidad se impulsa la iniciativa 'Gazte Aukera', que tendrá lugar en dos turnos.

El primero de ellos será del 17 al 31 de julio y están apuntadas 19 personas, mientras que el segundo tendrá lugar del 31 de este mes al 14 de agosto con la participación de 21 jóvenes. «Vienen de todo el mundo, de países como Rusia, México, Corea del Sur, China y Taiwán», detalla Mikel García, técnico del Consistorio responsable de la iniciativa. También habrá participantes de otros puntos de España, como Cádiz y Palencia, y de Bizkaia, como Getxo.

Esta diversidad es posible gracias a los programas de juventud que organizan los distintos países. «Cada uno funciona de una manera y tiene su metodología, como por ejemplo China, que lo hace a través de la universidad», precisa García. Los inscritos, entre los 18 y los 26 años, dividirán sus jornadas en dos partes, con el trabajo en los campos en horario matutino y tiempo para el ocio por la tarde.

Costumbres vascas

«El equipo de animación propondrá una serie de actividades que posibiliten la relación entre personas participantes y que sirvan de acercamiento a la cultura y costumbres del País Vasco», explican los impulsores. Habrá un hueco también para el turismo y «conocer ciudades como Bilbao y San Sebastián o acudir al parque de multiaventura de Otxandio como otros años».

Lemoa ha sido escenario de dos importantes guerras a lo largo de la historia. Una de ellas fue la contienda civil, durante la cual, el 16 de junio de 1937, las posiciones republicanas fueron ocupadas por el bando nacional en su avance hacia la capital vizcaína tras una enconada batalla en la zona de Lemoatx, donde murieron cientos de soldados.

Precisamente los restos que dejó ese cruento combate son el origen de estos campos de trabajo. En este 2017 van a seguir trabajando en la zona conocida como San Antolín-Lemoatx, puesto que la labor de otros años «dejó al descubierto más trincheras de las esperadas». «Se van a continuar los trabajos que se hicieron el año pasado en esa parte tirando hacia Arratia, ya que se entiende que es un punto estratégico, y si da tiempo seguiremos hacia el Cinturón de Hierro, es decir, hacia Larrabetzu», avanza García.

Fotos

Vídeos