El Humor en Corto atrae a más de un millar de espectadores

Fotograma del corto ganador. / HEC
Fotograma del corto ganador. / HEC

'Ni una sola línea', del madrileño Víctor E. D. Somoza, ganó tanto el premio del jurado como el del público en el festival de Arrigorriaga

ASIER ANDUEZA ARRIGORRIAGA.

«Estamos muy satisfechos con la asistencia de gente a todas las sesiones, ya que, entre semana, hemos llegado al 70% de aforo y al 100%, el fin de semana». Ese es el balance que hace de la última edición del festival Humor en Corto de Arrigorriaga la organización, Lanbarri Kultur Elkartea. «Podemos decir que hemos pasado del millar de espectadores si contamos los 600 menores que pasaban por la sala cada mañana», añade Ibai Gómez, uno de los impulsores del evento, que concluyó el sábado con una gala presentada por David Caiña y Josu Angulo, quienes «hicieron reír mucho al público».

El trabajo que se llevó más galardones -en la sección oficial se visionaron 31 cortometrajes- fue 'Ni una sola línea, del madrileño Víctor E. D. Somoza. Para el jurado, compuesto por el actor Iñigo Salinero, la productora Sonia Pacios y el colectivo de profesionales del mundo audiovisual Caostica, fue la mejor pieza de las proyectadas en Lonbo Aretoa a lo largo de la semana pasada, por lo que recibió un premio de 1.000 euros. Además, el público coincidió en la valoración, y se llevó el reconocimiento que otorgan los espectadores, dotado con 600 euros. El corto, preseleccionado para los Goya de 2018, suma ya más de una decena de premios. Las protagonistas, Encarna y Rosario, son dos mujeres mayores que quedan como cada tarde en una cafetería de su barrio, aunque la merienda se convierte en una reivindicación sobre cómo quieren vivir sus últimos días.

Mejor cortometraje.
'Ni una sola línea', de Víctor E. D. Somoza. El trabajo suma más de una decena de premios en otros festivales
Mejor dirección.
Alejandro Portaz por 'Epidemia'.
Mejor interpretación.
Fede Aguado por 'Z Fest'.
Premio del público.
'Ni una sola línea', de Víctor E. D. Somoza.
Premio del público joven.
'Crack', de Julián Candón, fue el corto más valorado por los alumnos del instituto.

Sección local

Como mejor director se proclamó Alejandro Portaz por 'Epidemia', que se llevó 500 euros y la mejor interpretación (reconocida con 300 euros) fue la de Fede Aguado en 'Z Fest'. Los alumnos del instituto, por su parte, dieron el premio joven, que supone una cuantía de 600 euros, a 'Crack', de Julián Candón. El Txantxarri de Honor lo entregaron los organizadores a Kimuak, distribuidora dependiente del Gobierno vasco que desde hace 20 años se encarga de dar visibilidad a los trabajos de Euskadi.

Según destaca Gómez, el viernes fue uno de los días de mayor éxito en cuanto a asistencia se refiere. El lleno fue total en el primero de los pases, dedicado a la sección oficial, y también en el segundo, que sobre las nueve de la noche llevó a la pantalla los trabajos de #nosolopaja, espacio dedicado a las creaciones locales y que en esta décimo sexta edición del festival acercó cinco propuestas. «Es muy gratificante ver que cada vez se hace más y mejor cine en nuestra zona. De hecho, este año la calidad de los trabajos ha sido muy alta», subraya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos