La herri krosa de Arrigorriaga alcanza la mayoría de edad

Edición anterior de la herri krosa. / E. C.
Edición anterior de la herri krosa. / E. C.

La prueba popular suma el domingo su décimo octava edición y plantea seis pruebas en función de la edad

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS ARRIGORRIAGA.

Arrigorriaga acogerá el domingo la décimo octava edición de la herri krosa. La carrera alcanza la mayoría de edad y regresa con el objetivo de convertirse, un año más, en la cita más popular y solidaria de la comarca, ya que, además de quemar la suela de la zapatilla de tanto hacer kilómetros, los participantes podrán colaborar con una buena causa. De nuevo se pondrán en liza diversas pruebas, patrocinadas por EL CORREO, para disfrute de pequeños y mayores. La carrera reina, la clásica, arrancará a las 12.15 horas, con 11 kilómetros y medio de recorrido y 346 metros de desnivel positivo. Al mismo tiempo correrán los participantes en la herri krosa corta, la de 4.800 metros. «Aproximadamente en el kilómetro 2,2 se produce la separación de ambas pruebas, que coinciden en recorrido hasta ese punto, por lo que habrá personal de la organización para indicar el lugar de separación», explican desde el Urbiko Triatloi Taldea, club organizador.

Ambas carreras serán las más esperadas de la jornada, pero el espectáculo comenzará bastante antes, concretamente a las once de la mañana con las distintas pruebas infantiles. Habrá cuatro categorías para que, en función de la edad, cada uno recorra el trazado que más se ajuste a sus características. Habrá distancias de 250, 500, 1.000 y 1.500 metros, cuyas salidas se irán produciendo a las 11.00, 11.10, 11.25 y 11.45 horas, respectivamente. Con este planteamiento, Urbiko pretende que sea un formato «familiar con opciones para todos».

Objetivo: el millar

Con ese ánimo de crear un ambiente familiar y festivo, desde el club continúan con su filosofía de simplemente entregar un detalle a los ganadores. «No se distinguirán categorías, no habrá trofeos ni premios en metálico», reiteran. Y tampoco se podrán poner excusas económicas para no participar. «Recordamos que la prueba es gratuita, con una única condición: entregaremos el dorsal a cambio de productos alimenticios y de higiene de primera necesidad para enviar a los campamentos de refugiados de Tinduf, en el Sáhara», subrayan en la organización. «Como el pasado año, queremos adherirnos a la campaña de solidaridad con el pueblo saharaui», añaden. Tanto la entrega como la recogida de dorsales se realizarán el mismo día de la prueba en el frontón del polideportivo.

Una participación que este año espera superar, en las previsiones más optimistas, el millar de personas. No obstante, en el Urbiko saben que la meteorología juega un papel fundamental. «Al ser gratis, depende mucho del tiempo; si sale malo mucha gente decide no ir», lamentan. Las inscripciones siguen abiertas en la página web www.urbikotriatlon.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos