Heidi y Pedro vuelven a San Miguel

Las imágenes han sido restauradas por alumnos del taller de dibujo y puntura,. /AYUNTAMIENTO DE BASAURI
Las imágenes han sido restauradas por alumnos del taller de dibujo y puntura,. / AYUNTAMIENTO DE BASAURI

El Ayuntamiento recupera los dibujos que en los setenta realizó Manuel Balsa para preservar el patrimonio del barrio

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El 'parque de los monos', como se conoce al parque Zuberoa de San Miguel de Basauri, una zona de esparcimiento en la que antaño dos pequeños primates alegraban las tardes a los niños basauritarras, ha recuperado estas navidades parte de su historia. El Ayuntamiento ha colocado en unas vitrinas de metacrilato cuatro cuadros en los que se han resguardado los dibujos restaurados que en la década de los setenta diseñó el artista local Manuel Balsa, conocido como 'El Ruso', uno de los niños que se refugió en la Unión Soviética y que al volver a su ciudad natal se convirtió en un gran profesional.

Los bosquejos se encontraban en muy mal estado. Estaban muy deteriorados porque no habían sido protegidos y en estos años al estar al aire libre habían perdido parte de la pintura, aunque también habían sido incluso tapados en parte por la acción de grafiteros, ajenos a la historia de los dibujos y al valor sentimental que tenían para los vecinos. Preocupados por la pérdida de un símbolo y parte del patrimonio popular del barrio basauritarra y del trabajo de uno de los vecinos más ilustres, la Asociación de Vecinos de San Miguel se puso en contacto con el Hogar del Jubilado del barrio para buscar una solución al deterioro.

Labor altruista

Se les ocurrió que los alumnos del taller de dibujo y pintura que imparte Gemma de Miguel desde hace más de dos décadas podían ayudar a recuperar a Heidi y su amigo Pedro. Y así fue, catorce estudiantes se volcaron en la rehabilitación y lograron devolver el esplendor original. «Quisimos ser lo más fieles posibles al trabajo original y por ello, nos hemos limitado a restaurar lo que ya había, no hemos incluido nada nuevo», explicó De Miguel. En la recuperación se ha utilizado pintura acrílica.

La Asociación de Vecinos ha corrido con los gastos de la intervención y un nieto de Eluterio Villaverde, en su taller de Basauri, también ha querido colaborar de forma altruista y ha creado gratuitamente los marcos y el cristal donde se resguardarán las obras a partir de ahora del agua, pero también del paso del tiempo y de algún que otro desalmado que decidió dejar su impronta en una obra especial para los basauritarras.

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos