El Gobierno central autoriza el referéndum sobre el plan de regeneración de Basauri

Proyecto de mejora previsto para San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe./E.C.
Proyecto de mejora previsto para San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe. / E.C.

El proyecto prevé la construcción de 277 viviendas y 20.000 metros cuadrados de espacios verdes mediante una inversión de 20 millones de euros

LEIRE PÉREZ BASAURI.

«¿Está de acuerdo con llevar a cabo este proyecto de regeneración urbana de San Fausto-Bidebieta-Pozokoetxe?». Esta será la pregunta que los vecinos de Basauri podrán contestar antes de que finalice el año. El Consejo de Ministros autorizó ayer al Ayuntamiento la celebración de la consulta sobre el futuro de tres céntricos barrios, el último de los pasos que permitirá aprobar un polémico plan que contempla, con una inversión de 20 millones de euros, la construcción de 277 viviendas y más de 20.000 metros cuadrados de espacios verdes.

El alcalde, Andoni Busquet, mostró su «satisfacción por poder dar voz al pueblo de Basauri» en un referéndum cuya fecha decidirán la próxima semana. El primer edil no quiso olvidar, sin embargo, que su intención era llevar a cabo el plebiscito el 25 de septiembre del pasado año, coincidiendo con las elecciones autonómicas. La Abogacía del Estado, a instancias de la delegación del Gobierno en Euskadi, impugnó una semana antes la resolución del pleno que daba luz verde a la consulta porque, a su juicio, «invade competencias del Estado». El Juzgado número 2 de lo Contencioso Administrativo de Bilbao admitió a trámite la petición del Ministerio de Justicia y suspendió la cita con las urnas «de forma cautelar», hasta que se dictara sentencia.

Ley vasca

El equipo de gobierno de Basauri solicitó en abril al Consejo de Ministros -trámite que obvió la vez anterior- los trámites para celebrar el referéndum, ya que sería «más rápido» que esperar a la resolución. El primer edil, en todo caso, defendió ayer que esta «es una consulta planteada con todas las garantías legales, igual que lo era la anterior. Debíamos haber podido hacerla antes, pero en cualquier caso valoramos muy positivamente» la decisión de la Administración central.

La clave

Conflicto
El Consistorio programó la consulta para septiembre de 2016, pero entonces fue recurrida ante la Justicia

Entonces, el conflicto surgió porque el Ayuntamiento de Basauri convocó la votación teniendo en cuenta la Ley Municipal vasca, que permite a las instituciones locales impulsar consultas populares en un corto período de tiempo. En ese momento, la normativa autonómica estaba en riesgo de ser judicializada, aunque el pasado enero los gobiernos vascos y central alcanzaron un acuerdo.

En esta ocasión, el Ejecutivo de Madrid justifica su decisión al «cumplirse con los requisitos que establece la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local», según afirmó ayer el Consejo de Ministros. Esta será la primera vez que los vecinos del municipio puedan decidir en las urnas su futuro más cercano. En total, están llamados a ejercer su derecho a votar 34.000 personas.

Temas

Basauri

Fotos

Vídeos