Galdakao celebra el Día de la Memoria dividido por las diferencias entre los partidos

Ofrenda floral de 2016. / E. C.
Ofrenda floral de 2016. / E. C.

EH Bildu celebrará una concentración paralela a la del Ayuntamiento

A. ANDUEZA GALDAKAO.

Cada 10 de noviembre, jornada marcada en el calendario por el Gobierno vasco para celebrar el Día de la Memoria, la placa que se instaló en el monolito de recuerdo a las víctimas, inaugurado en 2007 en la plaza Romualda Zuloaga de Urreta, es foco de tensiones entre las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento de Galdakao. Este año, los esfuerzos por llegar a acuerdos han caído en saco roto, y, ante la imposibilidad de alcanzar el consenso, mantendrán el acto como en los últimos años, con una ofrenda floral y 15 minutos de silencio a mediodía.

A la cita acudirán todas las formación a excepción de EH Bildu, que ha programado otra concentración, a la misma hora, frente al Consistorio. «No queremos ir en contra de nadie, sino reivindicar que en la plaza de Urreta se incluya a todas las víctimas de este conflicto», señalaron desde la coalición soberanista antes de aclarar que «en la reunión que tuvimos se propusieron diez lemas diferentes para cambiar la placa y el PP no aceptó ninguno». La edil popular, Mari Carmen Sánchez, consideró por su parte que «no debemos cambiarla porque se habla de víctimas del terrorismo sin especificar las víctimas y porque se aprobó en pleno».

Fotos

Vídeos