Etxebarri reorienta su centro de informática hacia la innovación

La presentación de las novedades tuvo lugar ayer. / E. C.
La presentación de las novedades tuvo lugar ayer. / E. C.

En el equipamiento municipal se instalará un laboratorio urbano, que comenzará enseñando a imprimir en 3D

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

La tecnología ha llegado para quedarse y, en Etxebarri, Ciudad de la Ciencia y la Innovación, saben mucho de ello. El CIME, centro de informática municipal, dará un nuevo giro en las próximas semanas y se convertirá en un centro de innovación o, lo que es lo mismo, un espacio en el que se promocionará la sabiduría en su vertiente más científica. La puesta en marcha de este proyecto está incluida en un plan que recoge una decena de retos. El equipamiento, el único de sus características en la comarca, se reorientará hacia unos nuevos objetivos: «La formación, pero también la innovación, el comercio y la empresa», explicó el alcalde, Loren Oliva.

La metamorfosis es un cambio necesario a su entender porque llegará «un día que no se va a necesitar un centro municipal para imprimir un currículo o para navegar. Toda la gente tendrá internet en casa». Y el CIME se quiere adelantar a ese momento, aprovechar la revolución que se está viviendo para sociabilizar los conocimientos y reducir la brecha digital, un trabajo en el que por otro lado ya lleva tiempo inmerso. En los últimos años ha dirigido sus esfuerzos a que la población adulta de la localidad sea capaz de utilizar un ordenador, una tablet y un móvil.

Consciente de que se debe avanzar en herramientas más innovadoras, el Ayuntamiento apostará nuevamente por el centro, como ya hiciera en los años 80 cuando decidió mantenerlo y no echar el cerrojo como sucedió en instalaciones similares del resto de la comarca, y divulgará las últimas novedades dentro de un laboratorio urbano, que se ubicará en el propio equipamiento municipal.

Doce clases

El área de autoestudio, a la que los residentes pueden acudir a crear un currículo, imprimir un documento o navegar por la red, dejará los jueves paso a un taller de impresión en 3D. En horario de tarde, será gratuito y podrá inscribirse cualquier persona, sin límite de edad. Los responsables del nuevo centro, que fue presentado ayer, acudirán también a los colegios a ofrecer sus servicios para que los etxebarritarras se empapen de la innovación desde bien pequeños.

«Se organizarán doce talleres distintos para los diferentes públicos», comentó la responsable, Inés Franco. En estos cursos de dos horas de duración se conocerán las posibles aplicaciones de este tipo de impresoras. «Queremos acercar la tecnología al ciudadano de a pie», añadió. «A medida que vaya funcionando se irá probando con otros ámbitos dentro de la innovación», avanzó el primer edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos