Etxebarri contabilizará los coches aparcados los fines de semana con la vista puesta en ampliar la OTA

Un conductor retira el tique de un parquímetro de Etxebarri. / E.C.
Un conductor retira el tique de un parquímetro de Etxebarri. / E.C.

El estudio determinará cómo afecta la Línea 3 de Metro al estacionamiento en el municipio los sábados y domingos

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

Con la puesta en marcha el pasado 8 de abril de la Línea 3 de Metro Bilbao y su llegada a Etxebarri, el Ayuntamiento de esta localidad ya dejó caer que estudiaba la posibilidad de extender la OTA al fin de semana para las personas que no residen en la localidad. La medida se aplica de lunes a viernes desde hace siete años para limitar el número de coches que llegan desde otros puntos de la comarca y ha surtido efecto, porque cualquier día se puede aparcar con relativa facilidad en las dos zonas designadas. En una de ellas los períodos de estacionamiento discurren desde treinta minutos hasta cuatro horas, mientras que la segunda área, más próxima al apeadero del suburbano, es de larga duración y se permite estacionar en horario de mañana, de tarde e incluso toda la jornada por un máximo de 3,50 euros. Sin embargo, encontrar un hueco el fin de semana y, sobre todo, si se celebra un acontecimiento en Bilbao, como por ejemplo un partido de fútbol, una feria o un concierto, se antoja complicado.

Son muchas las personas de la comarca, sobre todo de localidades como Galdakao, donde la Línea 5 no acaba de hacerse realidad, las que optan por estacionar en Etxebarri y tomar el metro para dirigirse a la capital vizcaína, que se sitúa a apenas siete minutos. Para analizar esta situación, el Ejecutivo local ha aprovechado la prórroga de un año más a la empresa que actualmente se encarga del cobro de las tarifas y la compañía deberá realizar un diagnóstico sobre el número de personas que aparcan los fines de semana y festivos y un segundo informe sobre el impacto de la Línea 3 en los estacionamientos en general.

Los responsables municipales quieren conocer de primera mano si se ha experimentado un incremento de las plazas ocupadas durante los sábados y domingos, aunque también desea saber la repercusión en el resto de las jornadas. La adjudicataria deberá entregar los resultados a lo largo de los próximos tres meses, porque la intención del equipo de gobierno es sacar a concurso el próximo año, una vez se agote la prórroga, la gestión el aparcamiento y quiere trabajar con tiempo unos pliegos en los que podría extender el estacionamiento regulado a los fines de semana.

Efecto en el autboús

Además de ampliar la OTA a sábados y domingos porque, según defiende el alcalde, Loren Oliva, «se consigue un tráfico más ordenado, rotativo y menor número de infracciones», se baraja también implantarla en el barrio de San Antonio. A día de hoy únicamente hay que pagar por dejar el coche en San Esteban. Y, aunque la estación de la Línea 3 está también en la zona más baja de la localidad, la posibilidad de tomar un ascensor y subir a Kukullaga y a San Antonio facilita el aparcamiento en todo el municipio, aunque repercute negativamente en todos los residentes, que pueden encontrarse con más dificultad a la hora de encontrar un hueco libre.

El Ejecutivo local recuerda a las personas que utilizan la localidad como lanzadera que «el aparcamiento del metro únicamente cobra 55 céntimos a los usuarios» que después vayan a viajar en la red de ferrocarril metropolitano, y, sin embargo, suele estar «vacío». En los próximos meses también se analizará la repercusión de la segunda línea de metro, y más concretamente del ascensor, en el EtxearriBus.

Fotos

Vídeos