Estreno desigual en División de Honor

El Padura y el Galdakao suman tres puntos, el Etxebarri empata y el Arratia pierde en casa

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS ARRIGORRIAGA.

Caprichos del calendario, al Padura le tocó saltar la primera jornada al que quizá sea el campo más complicado de División de Honor. Visitó el histórico Las Llanas para jugar ante el San Pedro, y se llevó el triunfo por la mínima gracias a un tanto de Iker Campo tras un centro de Unai Arce. «Sabíamos que jugábamos ante un aspirante a subir y que tocaba sufrir, así que muy contentos con la imagen del equipo», celebra el entrenador, Zigor Goikuria. El mister admite que «hubiese sido justo un empate», pero los de Sestao no atinaron de cara a gol. «La primera parte tuvo llegadas de ambos; en la segunda el San Pedro fue claro dominador y nos encerraron en nuestro campo, pero no tuvieron el acierto necesario», resume.

Empezar la campaña ganando otorga a los de Arrigorriaga «un plus de tranquilidad» para afrontar el siguiente choque, en casa ante el Apurtuarte. «Es un partido de nuestra liga y además jugamos en casa, por lo que hay que ir a por los tres puntos», concluye. El Galdakao, por su parte, se impuso en su debut por 1-0 al Loiu con un tanto de Erik en el minuto 74. «Fue un gran gol por la escuadra», enfatiza Iñaki Larrea. El mister, satisfecho de empezar con victoria, confiesa que «el primer tiempo el equipo estuvo nervioso, con muchas imprecisiones y lentos en la circulación del balón. El segundo salimos más tranquilos y conseguimos llegar con más calidad a portería contraria», analiza. La próxima cita para los de Galdakao será la visita a Derio, «un partido muy disputado contra un equipo que mantiene el bloque del año pasado y que ha incorporado grandes jugadores», puntualiza Larrea.

Competir «de tú a tú»

Otro debutante, el Etxebarri, consiguió marcharse con un empate de su visita al Txorierri (0-0). «Primer tiempo jugando de cara y sin achicarnos, el segundo nos apretaron mucho los últimos 20 minutos y no fuimos capaces de salir de atrás, pero lógico, ya que el Derio va a ser uno de los gallos de la categoría y salir de allí con un punto es positivo», destaca el entrenador, Sergio Sobrino. El preparador se muestra «muy contento porque nos hemos quitado de encima la incertidumbre de saber el nivel al que estábamos». Los azulgrana visitarán en la segunda jornada al Aurrera de Ondarroa, un recién descendido de Tercera. «Será otra batalla dura, pero la afrontamos con muchísima ilusión, sabiendo que podemos competir de tú a tú», subraya.

La única derrota para la comarca la firmó el Arratia. Los de Igorre cayeron en casa ante el Iurretako (0-1). «El primer tiempo fueron mucho mejores, estuvimos nerviosos y precipitados; el segundo mejor, pero en un error nuestro nos metieron el gol», analiza el técnico, Aitor Garmendia. Los arratianos no acertaron después con el gol y finalmente cayeron derrotados. Les tocará recuperar fuera lo que no han sumado en casa en la visita al Urduliz. «Vamos a salir a ganar y esperamos estar más tranquilos ante un equipo asentado y que sabe lo que hace», opina Garmendia.

Fotos

Vídeos