La escuela José Etxegarai de Basauri implanta un programa para ayudar a la crianza

L. PÉREZ BASAURI.

Ser padre no es fácil, aunque por suerte para aquellos que se lanzan a la aventura de tener hijos cada vez hay más expertos que ayudan con sus conocimientos. La escuela infantil José Etxegarai de Basauri, además de educar a sus alumnos en las disciplinas habituales, se ha propuesto el reto de enseñar también a los padres. Y este año añadirá a proyectos innovadores como el huerto escolar y las clases de robótica un taller en el que abordará con las familias una forma de educar más responsable y feliz, sin la necesidad de recurrir a regañinas, sermones, castigos, ni chantajes y construyendo un apego seguro basado en el apoyo incondicional y el control respetuoso.

Para lograrlo contará con la ayuda del psicólogo clínico especialista en infancia y adolescencia y terapeuta familiar Antonio Ortuño, que ha publicado recientemente el trabajo '¿Quién cuenta libros a mis padres?'. El autor ayuda a criar de forma respetuosa, positiva y con buenas prácticas, dejando así a un lado los errores que han ido pasando de generación a generación. Cuenta además con el apoyo de Acción Familiar Euskadi, una ONG impulsora de métodos innovadores en materia de parentalidad positiva, conciliación y corresponsabilidad.

Ortuño hablará, por ejemplo, de su metodología del semáforo inteligente. La técnica ayuda a lidiar con situaciones del día a día y, gráficamente, a través de los colores rojo, amarillo y verde, explica cómo educar. Así, por ejemplo, cuando está en rojo es la persona adulta la que tiene que tomar las riendas y decir un 'no' «amable, respetuoso e innegociable»; en el caso del amarillo, entran en juego las negociaciones entre padres e hijos; y, con el color verde, el niño puede decidir por sí mismo y el padre debe acompañarle en su viaje, pero respetando las decisiones del pequeño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos