Los escolares de ocho centros cierran en Ibaigane el curso de teatro en euskera

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El teatro es uno de los siete artes, pero además tiene un efecto relajante para los más pequeños de la casa. Les ayuda a liberar su imaginación y contribuye a quitar el miedo a hablar en público y la vergüenza. Además, si las clases se imparten en euskera pueden mejorar su capacidad de expresión oral.

Con la llegada de la recta final del curso, los ocho centros de Basauri que imparten talleres de actuación en lengua vasca mostrarán al público en general, en la casa de cultura de Ibaigane, los conocimientos adquiridos. Durante estos meses han contado con actores profesionales que les han ayudado a preparar su obra, y esperan que se vea reflejado en los espectáculos, que comienzan hoy. Los primeros grupos en subirse al escenario, por la mañana y por la tarde, serán los formados por los alumnos de quinto de Primaria de la ikastola Ariz y del Bizkotxalde.

El próximo martes tomarán las riendas de la actuación los estudiantes del colegio San José, mientras que el miércoles será el turno de la Cooperativa Basauri y del colegio Sofía Taramona de San Miguel. Por último, el jueves y el viernes actuarán los escolares de Basozelai Gaztelu, Kareaga Goikoa y José Etxegarai.

Las historias serán de lo más diversas, desde la de un científico que inventará una máquina que le transportará por el mundo viviendo aventuras a la de unos alumnos que tendrán que superar contratiempos para poder celebrar una fiesta de fin de curso. Los asistentes también podrán escuchar una obra sobre un chaval que no es buen estudiante, pero que al final conseguirá un trabajo en el cine gracias a un amigo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos