«Edesa debe quedarse en Basauri»

Las trabajadores y sus familias pidieron un compromiso a las instituciones para frenar el cierre definitivo de la planta. / MANU CECILIO
Las trabajadores y sus familias pidieron un compromiso a las instituciones para frenar el cierre definitivo de la planta. / MANU CECILIO

Más de 200 vecinos arroparon ayer en la plaza de Benta a los trabajadores de la planta, que ven cómo peligran sus empleos con un ERE y la venta de la marca

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Los trabajadores de la planta de Edesa de Basauri, y por ende la totalidad del municipio, vuelven a subirse a una noria llena incertidumbre, situación a la que, por otro lado, ya están acostumbrados desde que se extinguiese Fagor Electrodomésticos. Ayer, los cuarenta empleados que únicamente mantiene la fábrica basauritarra, arropados por más de un centenar de personas, se concentraron en la plaza de Benta para denunciar su situación bajo una pancarta en la que se podía leer 'Edesa-Geyser ez itxi. Eusko Jaurlaritza-Fagor, konpromisoak orain' (No al cierre de Edesa-Geyser. Gobierno Vasco-Fagor, compromisos ya).

Solicitaron al administrador concursal que no permita la venta de la marca basauritarra, una operación que se habría ejecutado a finales de año y que supondría la transferencia a Asian Trade Appliance LTD. (ATA), una filial de CNA con sede en Hong Kong. De convertirse la operación en efectiva, «nos quedaríamos sin marca con la que producir», explicó ayer el presidente del comité, Ricardo Pérez. «Entendemos que en un hipotético proceso de liquidación es importante que vuelva a los activos la marca Edesa de cara a que vengan nuevos inversores porque es un nombre reconocido. Tendríamos una fábrica sin una marca con la que poder vender los productos», señaló el representante de los trabajadores.

Pérez fue contundente en la necesidad de que «Edesa debe quedarse en Basauri». Enmarcados en un ERE de extinción, únicamente podrán salvar de momento su trabajo «catorce personas», lo que consideran que «supone la destrucción total del empleo industrial» tanto en la localidad vizcaína como en las otras dos guipuzcoanas donde están situadas las otras factorías.

La transferencia de la marca a una filial china de CNA deja a la factoría sin un nombre que la salve

Trabajadores jubilados

El representante se dirigió a las instituciones y al resto de agentes para que «den una solución de empleo» ante lo que, en su opinión, es «una falta de apuesta por la industria». «Desde el Gobierno vasco quieren salvar algo de empleo, cuando lo que deberían es intentar salvar todo», concluyó.

Bajo una lluvia incesante, representantes del tejido asociativo, familiares y antiguos trabajadores arroparon a los actuales operarios. Entre los asistentes estaba Rafael Fernández, jubilado de 88 años, a quien le «tira la fábrica». «Pienso en los que se van a ir al paro... A ver si con la presencia conseguimos algo», apuntó. A su lado, Vicente Palomares, vinculado a Edesa durante 45 años y padre de dos trabajadores, echaba la vista atrás. «Desde que quitaron la cooperativa nos robaron todo. Es importante que Edesa se quede en Basauri. Hemos sido más de 3.000 trabajadores», subrayó.

La asociación de vecinos de Basozelai también mostró su apoyo al colectivo. «Porque hoy es Edesa, otro día Firestone y, pasado, Sidenor. Mis hijos viven conmigo y Edesa es como un hijo de Basauri. Se debe quedar aquí», enfatizó Modesto Mieres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos