Ecologistas reclaman duplicar las hectáreas de árboles autóctonos

Las hayas, como las de Otzarreta, forman bosques autóctonos. / S. G.
Las hayas, como las de Otzarreta, forman bosques autóctonos. / S. G.

Las zonas de Nervión-Ibaizabal y Arratia suman la mayor superficie arbolada de Bizkaia con 28.065 hectáreas, pero sólo el 27% de los ejemplares son locales

LEIRE PÉREZ BASAURI.

«La situación forestal de Bizkaia es preocupante». Y, por extensión, la de la comarca «también». Así lo consideran una treintena de colectivos y otros tantos profesionales de ámbitos muy diversos como el educativo, el ecologista y el de la cultura, entre ellos la asociación Sagarrak, el escultor Jesús Lizaso, la Sociedad Micológica Ciencias Naturales de Basauri y el Baskonia Mendi Taldea. En las áreas geográficas de Nervión y Arratia los datos no dejan lugar a dudas, según se desprende del Inventario Forestal del 2010 elaborado por el Gobierno Vasco con la colaboración de la Diputación.

A pesar de ser la zona con mayor superficie forestal arbolada de la provincia, 28.065 hectáreas, únicamente 7.792 cuentan con plantas autóctonas, lo que reduce su presencia a únicamente el 27%. En comparación con el resto de puntos de Bizkaia no está, sin embargo, tan mal, puesto que es la tercera con mayor presencia de ejemplares locales, por detrás del Gran Bilbao y de las Encartaciones.

Este grupo de personas y colectivos, además de hacer pública una radiografía de la situación medioambiental, presentarán mañana a las siete de la tarde en la Casa Torre de Ariz la propuesta 'Bosque de todos los colores', un proyecto con el que pretenden sensibilizar, sobre todo a las instituciones, propietarias a nivel de Bizkaia de más de 45.000 hectáreas, de la necesidad de que apuesten por métodos «más sostenibles», aunque también solicitan que se otorguen «subvenciones a terrenos particulares para que implementen una gestión más adecuada». Sugieren trabajar la silvicultura o gestión próxima a la naturaleza, una técnica orientada a la conservación del medio ambiente de forma sostenible y que ya se aplica en otras provincias cercanas por ser la fórmula que mejor compatibiliza «la producción con el recreo y la conservación», defienden.

Reclamarán por tanto a los ayuntamentos, así como a otras instituciones vizcaínas como la Diputación, que se pongan las pilas para recuperar el entorno de una zona que puede sacar pecho por tener el Parque Natural del Gorbea, una superficie de 20.000 hectáreas que, si bien Bizkaia comparte con Álava, también es un gran pulmón verde en Nervión y Arratia y supone una fuente más de ingresos para las arcas municipales a través de la venta de madera de los montes de utilidad pública.

Pino y eucalipto

En opinión de Sagarrak, es «imprescindible duplicar la superficie autóctona total de la provincia del 24% actual al 41%». Y en esa labor hay que prescindir de especies como el pino y el eucalipto, dos de los ejemplares más utilizados en la comarca, pero que, sin embargo, no son los más adecuados.

En este sentido, apuntan que las especies autóctonas son incluso «más rentables». «Las plantaciones de pino y eucalipto monopolizan el paisaje y los impactos de la gestión de estas plantaciones son muy severos al medio ambiente», apuntan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos