Detenido en Basauri por cultivar 412 plantas de marihuana

El arrestado tenía las plantas en una lonja. / POLICÍA LOCAL
El arrestado tenía las plantas en una lonja. / POLICÍA LOCAL

La Policía Local desmanteló ayer una lonja en la calle Florián Tolosa y arrestó a un vecino de San Miguel de 36 años

LEIRE PÉREZ BASAURI.

La calle Florián Tolosa de Basauri es el punto neurálgico de las fiestas de San Fausto. Desde allí parten centenares de personas todos los años el día grande de los festejos para acompañar y honrar a su patrón. Esta calle tan simbólica y que está plagada de lonjas en sus bajos ha sido utilizada durante los últimos meses para albergar una plantación de marihuana con centenares de ejemplares. Ayer a la mañana, la Policía Local intervino en el lugar e incautó 412 macetas en el número 1 de dicho vial.

La actuación fue motivo de comentarios entre los residentes durante buena parte de la jornada, aunque no sorprendió en exceso, puesto que el fuerte olor que desprenden este tipo de plantas se escapaba desde el interior del inmueble. El local estaba alquilado por un vecino del barrio de San Miguel, J.G.R., de 36 años, que fue detenido y trasladado a las dependencias de la guardia urbana por un presunto delito contra la salud pública. Según Irakusne Beaskoetxea, concejala de Policía de Basauri, se llevaba tiempo detrás de la pista. «Los agentes locales llevaban dos meses realizando un seguimiento y control de este asunto, que se ha resuelto satisfactoriamente», explicó la edil.

Departamento de Salud

El material ocupado, la infraestructura de riego e iluminación, así como los aparatos de ventilación han sido guardados en la comisaría de Artunduaga hasta que se trasladen al Departamento de Salud del Gobierno vasco. No es la primera vez en los últimos años que la localidad es usada para cultivar plantaciones de marihuana para su posterior venta. Hace tres años fueron detenidos dos varones en el barrio de Basozelai después de que hicieran un butrón en la propiedad contigua a su vivienda y almacenaran allí medio centenar de ejemplares.

En esa ocasión, se descubrió por sorpresa después de que la empresa propietaria del edificio fuera a elaborar una tasación con una firma especializada. Sin embargo, fue a finales del año pasado cuando la Ertzaintza de Basauri desmanteló en la localidad vecina de Etxebarri un cultivo con 5.000 plantas. Estaban escondidas en una nave en la que crecían gracias a un sistema de 200 lámparas y 40 ventiladores. También fue el fuerte olor que desprendía el que dio la voz de alarma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos