Azurmendi: «Hay que dejarse hasta la última gota de sangre en el campo»

Alaña y Azurmendi acompañan a la plantilla en Lezama./MIREYA LÓPEZ
Alaña y Azurmendi acompañan a la plantilla en Lezama. / MIREYA LÓPEZ

El Basconia, que se impuso por 4-1 al colista, el Aurrera alavés, tiene por delante seis jornadas para evitar el descenso

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS BASAURI.

Restan seis partidos para finalizar la temporada en Tercera División y tiene pinta de que el Basconia no va a asegurar la salvación hasta el último minuto de liga. «Hay que pelearlo y dejarse hasta la última gota de sangre en el campo», enfatiza Juan Ignacio Azurmendi, presidente de la entidad. Por el momento, el equipo continúa fuera de los puestos de descenso, pero sigue en la zona roja, más si cabe con la posibilidad de arrastre y que sean cuatro los equipos que finalmente caigan a competición territorial. En la última jornada, disputada esta Semana Santa, los de Artunduaga consiguieron ganar en casa por 4-1 al Aurrera de Vitoria, no dejándose sorprender en ningún momento por el colista. «Salimos motivados, ellos están como están y salió fácil», resume el dirigente.

Los aficionados que se acercaron a ver al equipo, unos 250, disfrutaron por fin de un encuentro plácido con victoria cómoda. El partido se puso muy de cara desde el comienzo, con tanto de Morcillo en el minuto 6. Ya en la segunda parte, Agirre en el 50 y Tascón en el 70 ampliaron la ventaja. Los visitantes hicieron su gol de penalti en el 72 y, solamente dos minutos después, la diana de Iker Amorrortu devolvió a los basauritarras su cómodo colchón para llegar sin agobios al minuto 90.

Apretada tabla

«Sufrimos en algún momento porque no hicimos las cosas como las teníamos que hacer, ya que el partido era de cinco o seis goles, pero bueno, lo sacamos adelante que es lo que había que hacer», precisa el presidente, quien apunta el buen momento de la plantilla. «El equipo ahora está mucho más entero, está con otra actitud y le veo bien, conseguimos empatar a la Real, empatar en Bermeo...», opina.

Este triunfo sobre el colista también ha evitado comprimir aún más la clasificación por abajo, ya que los rivales que persiguen al Basconia consiguieron puntuar. El Getxo empató en Balmaseda y el Anaitasuna goleó al Zamudio. Precisamente el equipo del Txorierri trae por el camino de la amargura a los de Basauri, puesto que en las dos últimas jornadas no ha sumado ante los perseguidores de los gualdinegros, que se sitúan a tres y seis puntos. «Han salvado la categoría, no tienen ninguna aspiración ni por arriba ni por abajo y juegan relajados», lamenta Azurmendi.

No obstante, pone en primer plano la labor de su propio club. «Hay que asumirlo y no se puede echar la culpa a uno u a otro por lo que has hecho tú, sería muy necio», piensa. El próximo rival de los de amarillo y negro será el Santurtzi este domingo a las 11.15 horas. «No andan muy sobrados, por lo que algún defecto tendrán, hay que estudiarles y ganar como sea», destaca el presidente. Al Basconia le restan dos partidos en casa y cuatro a domicilio, siendo el último en tierras alavesas ante el Amurrio, que dispone solo de un punto más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos