Una década de pluralidad feminista

La asociación puso en marcha el centro cultural Echando Raíces hace cinco años. / E. C.
La asociación puso en marcha el centro cultural Echando Raíces hace cinco años. / E. C.

La asociación de Basauri Mujeres en la Diversidad celebra su aniversario con actividades gratuitas y abiertas al público en general

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Cumplir diez años en el mundo del asociacionismo no es insignificante. Las basauritarras Mujeres en la Diversidad lo hacen estos días arropadas por su centenar de socias. Lejos han quedado los inicios de incertidumbre en los que varias mujeres de la localidad capitaneadas por la colombiana Francy Fonseca apostaron por la creación de un colectivo que sirviera de paraguas a las inmigrantes.

La iniciativa, en un municipio con un fuerte músculo feminista y con la reivindicación y los movimientos sociales impregnando su ADN, fue recibida con los brazos abiertos. «Recorrimos varias asociaciones de mujeres de la localidad, pero la acogida y las actividades que prestaban no eran lo que buscábamos. Queríamos crear un colectivo en el que defender derechos y realidades de mujeres migradas», comenta la promotora. En sus inicios contaron con la ayuda del área de Igualdad del Ayuntamiento, que les cedió un local en la calle Axular. Y desde allí empezaron a trabajar para «crear redes» que ayudasen a las mujeres que llegan a Basauri desde otros países. «Nos reuníamos todos los domingos y en un primer momento tenía una función más asistencial; atender las necesidades afectivas que se generan en las mujeres que cambian de país y no tienen apoyos», comenta esta licenciada en Sociología. Y así, poco a poco, fueron más. «No sé cómo ocurrió. Se fue agrandando y a día de hoy estamos 102 mujeres de diferentes edades, orígenes y hasta creencias religiosas», asegura. La experiencia ha sido muy enriquecedora. «Tenemos una mezcla muy interesante», se alegra. La integrante más joven tiene 12 años y la más mayor, 70.

Y con el bagaje de esta década avanzan hacia otros objetivos. «Ahora es más amplio el campo en el que trabajamos y hemos creado muchas alianzas. Participamos en los espacios políticos, en el Consejo de Igualdad... No nos hemos quedado quietas, hemos dado respuesta a las nuevas mujeres que se acercan a nosotras», comenta Fonseca. El abanico de actividades que organizan se ha abierto también a los hombres. «El año pasado decidimos que podíamos liderar espacios en los que también puedan participar», añade.

Gran bingo

La asociación no olvida su origen y desde su página web y las redes sociales oferta actividades como ganchillo empoderante. Los viernes, mujeres de países con lengua materna inglesa ayudan a otras compañeras a aprender ese idioma y los domingos de noviembre y diciembre están celebrando varios talleres de cocina internacional gratuitos y abiertos al público en general.

Como colofón a su aniversario, el 30 de diciembre está programado un gran bingo solidario e intercultural en el centro cívico de Basozelai en el que reivindicarán la necesidad de vivir en diversidad. «Hemos creado el centro intercultural Echando Raíces porque queríamos ser una referencia en esa materia. Se encuentra en el número 4 de la calle Lehendakari Aguirre y hay otros tres colectivos», apunta su portavoz.

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos