Danok Aurrera recupera la txapela de la Olimpiada de mayores de Galdakao

El equipo de la residencia de Usansolo fue cuarto.
El equipo de la residencia de Usansolo fue cuarto. / A. A.

El colectivo de jubilados de Bengoetxe se impone a otros siete centros en la décima edición del campeonato de juegos tradicionales

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Tener buena salud cotiza al alza, muchas veces por encima del dinero, y si además le sumamos el buen humor, miel sobre hojuelas. Eso es precisamente lo que se sintió ayer en la plaza del Ayuntamiento de Galdakao en la décima edición de las Olimpiadas de juegos tradiciones para personas mayores. Uno de los favoritos, el colectivo Danok Aurrera de Bengoetxe, recuperó la txapela que perdió en 2015, mientras que Etxe Anaitasuna, de Usansolo, y Elkarbizi, ganador el pasado año, le siguieron en la clasificación intercentros. La actividad, que se celebra en el marco de los ‘Santacruces’, reunió a un centenar de competidores y a muchos más curiosos, que acudieron a animar a sus representantes.

El concejal de Bienestar Social, Txema Larrazabal comentó que «siempre hay muy buen ambiente en esta actividad, que demuestra que las fiestas no solo son para la gente joven, hay actividades programadas para todos los públicos». Ocho asociaciones y residencias midieron sus habilidades en diferentes disciplinas como bolos, toka, aros, tira anillas vertical, hoyote y zazpi ta erdi. Además, los mayores galdakaotarras que no forman parte de ningún colectivo pudieron participar en los mismos juegos en categoría libre.

1º.
Danok Aurrera. 317 puntos.
2º.
Etxe Anaitasuna. 220,5.
3º.
Elkarbizi. 204,5.
4º.
Residencia Usansolo. 143.
5º.
Gure Etxea. 138.
6º.
Lagun Artean. 135,5.
7º.
Elkartea. 74.
8º.
Izarra. 28.

Una de las dinamizadoras de la cita, Izaskun Arrieta, apuntó que «con estas pruebas salen de su rutina diaria y se conocen los miembros de las distintas asociaciones del municipio». «La pelea es dura entre los participantes y los diferentes grupos», destacó el loctur radiofónico Ramón Astika, que amenizó el acto como en ediciones anteriores.

En representación del centro Izarra, ubicado enfrente del Consistorio, acudieron las amigas Arantza López, Piedad Ortiz y su presidenta, Mari Tere Sanz. «Es nuestra primera vez en estos juegos y creemos que algunos clubes tienen más puntos que nosotros para ganar, pero bueno, lo importante es participar», señaló la responsable del colectivo.

Especialistas

Arantza López, por su parte, lamentó que no asistiera más gente, «porque hace muy buen tiempo y es muy divertido». «Somos casi 500 asociados», puntualizó. Los que se lanzaron con las pruebas, eso sí, no fueron elegidos al azar. Manuel Moreno, integrante de Etxe Anaitasuna, por ejemplo, lleva «tres años como especialista del juego de toka». «No lo debo hacer mal», bromeó antes de invitar a los galdakaotarras a que se sumen en la próxima edición, «porque te lo pasas muy bien». Además de los deportistas, también colaboraron más de una docena de voluntarios. Una de esas personas, Marian Albarran, del mismo colectivo que Moreno, se mostró satisfecha porque muchos antiguos participantes ahora trabajan, como ella, para que todo salga bien.

Fotos

Vídeos