El Consorcio de Aguas cerrará la planta potabilizadora de Galdakao

La planta entró en funcionamiento en 1985.
La planta entró en funcionamiento en 1985. / E. C.

La ETAP de Lekue no cubre toda la demanda del municipio y necesita fuertes inversiones para adaptarse a las normas medioambientales

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

El Consorcio de Aguas invertirá más de 183.000 euros en una obras dirigidas a mejorar y garantizar el suministro de agua en Galdakao. Para ello, cerrarán la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Lekue, puesta en marcha en 1985 en el barrio de Usansolo, ya que, según señalan desde la entidad, «es deficitaria hidráulicamente». Y es que, pese a que la localidad cuenta con esta planta potabilizadora, la infraestructura no es capaz de cumplir con las necesidades de un municipio que ha crecido hasta los casi 30.000 habitantes.

Una vez desaparezca la ETAP de Lekue, será la de Venta Alta, la principal planta del organismo, la que surtirá a Galdakao. El proyecto está ya, según portavoces del Consorcio, «en la última fase del proceso» de licitación, aunque todavía no está adjudicado. Barajan, en todo caso, que el tajo comience «en noviembre» y que finalice aproximadamente en febrero, tres meses después.

Según apuntan desde la entidad supramunicipal, actualmente la demanda de agua «supera la disponibilidad» de los caudales que llegan a la cuenca de Lekubaso. En ese sentido, «el 67%» procede de otros suministros. En 2015, por ejemplo, de los 1,3 millones de metros cúbicos que trató el equipamiento de Usansolo, sólo 436.000 correspondieron a recursos propios, mientras que el resto tuvo que aportarse desde el canal que une el embalse de Undurraga (Zeanuri) con Venta Alta.

12,8% del suministro

De esa manera, sólo es capaz de surtir el 12,8% de las necesidades totales de la localidad. Está ideada, de hecho, para abastecer a 16.600 habitantes, una cifra muy lejana de la realidad galdakaotarra. Además, su estado de conservación, junto con los nuevos requerimientos en materia medioambiental, obligarían a ejecutar fuertes inversiones de puesta a punto que no resultarían rentables.

Los trabajos que engancharán a Galdakao a la red principal, aunque no contarán con una cuantía tan elevada como otros proyectos relacionados con el suministro, sí que serán importantes a nivel práctico. Las obras se realizarán con mimo ya que Lekue «se trata de un punto de cabecera importante para el abastecimiento del municipio». Por ello, antes de parar la actividad, se deberán acometer algunas mejoras puntuales en la red primaria de abastecimiento del Consorcio para anticiparse a posibles «fallos y roturas».

Con la jubilación de la planta galdakaotarra, la entidad supramunicipal contará con cuatro infraestructuras de potabilización: Venta Alta, en Arrigorriaga; Basatxu, en Barakaldo; Garaizar, en Durango; y San Cristóbal, en Igorre.

Fotos

Vídeos