El Consistorio de Galdakao preguntará este año a ocho barriadas si se consideran Usansolo

Vecinos de Usansolo, en la consulta convocada por UH en noviembre de 2014. / BORJA AGUDO
Vecinos de Usansolo, en la consulta convocada por UH en noviembre de 2014. / BORJA AGUDO

El Ayuntamiento tiene que pedir autorización al Gobierno central y confía en llevar a cabo la primera consulta popular a finales de 2018

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

«¿Quiere que su barrio participe en el proceso de segregación de Usansolo?». Esta es la pregunta que a finales de este año lanzará el Ayuntamiento a los residentes en ocho zonas próximas a este núcleo de Galdakao. Así lo explicó el alcalde, Ibon Uribe, justo antes de celebrarse la comisión paritaria que trata la segregación de este barrio de la localidad -reunión que no se convocaba desde hacía medio año- y en la que el equipo de gobierno trasladó su propuesta al otro grupo con representación en el gabinete, Usansolo Herria.

Una vez que los vecinos confirmen con su voto si quieren que su barrio forme parte o no del proceso arrancará la comisión mixta, órgano en el que Galdakao y Usansolo negociarán los términos de la separación antes del referéndum definitivo y de que la eventual independencia pase por el pleno municipal y por las Juntas Generales de Bizkaia.

En la primera consulta, las ocho zonas se fusionarán en tres agrupaciones. Así, los residentes en Puentelatorre, Urazka y Labeaga votarán de forma conjunta si son Usansolo o no; los de Arteta, Ordañe, Lekue y Lekubaso harán lo propio; y, por último, también participará Gorosibai. En opinión del regidor, «de una forma muy democrática, decidirán los propios usansolotarras si quieren ser independientes o no. Creemos que no hay ninguna forma más limpia de saber lo que piensan». Uribe avanzó que «esta consulta cumpliría con todas las garantías democráticas, como las que podrían tener una elecciones ordinarias, con voluntarios, urnas... Lo único que no se admitirá es el voto por correo, como ha ocurrido en el proceso de Basauri». Uribe añadió, además, que «tendremos que enviar al Ministerio de Presidencia de Madrid toda la documentación y esperamos que recibamos una respuesta positiva para poder llevar a cabo esta consulta».

«Una excusa»

El primer edil detalló que tendrán que pasar tres meses para recibir la respuesta desde el Gobierno central, y pasarán otros tres hasta la convocatoria de la cita con las urnas. «Hemos consultado a Basauri, que recientemente llevó a cabo una consulta similar con éxito, para no meter la pata y para que todo se realice correctamente y no tengamos contratiempos. Rajoy nos dirá que sí seguro», subrayó.

Desde UH, por el contrario, no son partidarios de dividir el barrio para hacer una consulta de estas características «porque ya disponemos de documentos que acreditan que Usansolo tiene delimitadas sus mugas y ya hemos recogido 2.000 firmas de vecinos que así lo corroboran». Desde el equipo de gobierno, sin embargo, creen que estas rúbricas recabadas por UH no tienen todas las garantías democráticas. La plataforma vecinal ya avanzó hace dos semanas que esta idea de realizar esta consulta era la hoja de ruta que manejaba el PNV para que el presidente del Gobierno «paralice» finalmente el proceso «y poner esta decisión como excusa».

Esta propuesta que sale de la comisión paritaria pasará a la comisión informativa de Participación Ciudadana, en la que están representados todos los partidos de la Corporación, y posteriormente al pleno, donde el equipo de gobierno, formado por PNV y PSE, dispone de mayoría absoluta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos