El Consistorio de Etxebarri cede una vivienda a una familia en extrema urgencia

Viviendas de Etxebarri ajenas a la información./MIREYA LÓPEZ
Viviendas de Etxebarri ajenas a la información. / MIREYA LÓPEZ

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

El Ayuntamiento de Etxebarri es uno de los que facilitó el año a pasado a Eudel, con la crisis de refugiados candente, un piso en el que poder acoger a personas desplazadas. Sin embargo, la vivienda municipal no ha llegado a ocuparse, así que la institución ha decidido ceder el inmueble a la Fundación Harribide para que una familia en «extrema urgencia» la pueda utilizar. Según explicó el concejal de Cooperación al Desarrollo, Joshua Miravalles, «Harribide nos la ha solicitado para poder atender un caso de emergencia social y, al tratarse de una familia que ha llegado al municipio en malas condiciones, hemos decidido cederla porque, al fin y al cabo, aunque no son refugiados como tal, se sigue destinando la vivienda al mismo fin».

El préstamo será por 18 meses y durante este tiempo este colectivo, que acoge habitualmente a jóvenes sin hogar y que se creó bajo el paraguas de la parroquia de San Antonio, será el encargado de «resolver las necesidades de la familia y de ayudarla a integrarse».

Otras cuatro viviendas de propiedad municipal están también a día de hoy prestadas de forma temporal a familias de la localidad que han sufrido los estragos de la crisis. En este caso, la Fundación Eguzkilore es la encargada de acompañar a esas personas en situación de vulnerabilidad. En 2015 se firmó un convenio entre ambos agentes por cinco años y se fijó entre las condiciones de acceso, por ejemplo, que las familias pagasen por el alojamiento un máximo de 350 euros al mes. Son los Servicios Sociales los encargados de valorar previamente la situación y elaborar un plan de trabajo. Un sexto piso está reservado por el Ayuntamiento para situaciones de emergencia puntual que sea necesario cubrir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos