Una concentración pedirá frenar la aprobación del plan de regeneración de Basauri

Infografía de la regeneración del centro. / AYTO. DE BASAURI
Infografía de la regeneración del centro. / AYTO. DE BASAURI

Colectivos ecologistas y sociales convocan a las 17.30 horas de mañana, antes del pleno que aprobará el proyecto, una protesta para reclamar «entendimiento»

LEIRE PÉREZ BASAURI.

La aprobación del plan de regeneración urbana de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe se encontrará mañana con una concentración de rechazo en la puerta del Ayuntamiento de Basauri. PNV y EH Bildu darán luz verde en el pleno al plan, al que el resto de partidos con representación en el Consistorio votarán en contra. Varias asociaciones han convocado una protesta a las 17.30, media hora antes de la sesión, para emplazar al Ejecutivo local a que «busque un mayor consenso con la oposición y los movimientos sociales».

La concentración la organizan los grupos ecologistas Sagarrak y Basagure, el gaztetxe Txarraska y el colectivo social Trintxera, todos ellos contrarios a la intervención municipal y que hicieron campaña por el 'no' de cara a la conulta popular celebrada el 17 de diciembre. Entienden desde este movimiento que, al participar solamente el 18% de los vecinos de la localidad en la cita con las urnas, «se ha registrado, por lo tanto, un 86% de votos en contra y abstenciones». Esa visión contrasta con la de los partidos nacionalistas, que argumentan que el 73% de los participantes apostaron por el 'sí', razón por la que creen que están «totalmente legitimados» para aprobar el documento.

Gabi Hernández, de Sagarrak, subraya que ambas formaciones hacen «una lectura interesada porque no se han cumplido los requisitos». «Se había establecido una participación vinculante (el 20% del censo electoral), que era mínima y que podían cumplirla sin mucho esfuerzo sólo con sus votantes potenciales, pero ni siquiera lo consiguieron», apunta el ecologista en referencia a la falta de movilización de los seguidores jeltzales en el referéndum. Y es por ello por lo que interpretan que el plan no goza del «respaldo» necesario para ejecutarse. «Debe buscarse mayor apoyo. Ahora existe una oportunidad», señalan.

El Ejecutivo local defiende que están «totalmente legitimados» para aprobar el proyecto

Desde Basagure, mientras tanto, denuncian que «ni siquiera el Ejecutivo local ha respetado las normas que ellos mismos fijaron». En su opinión, la consulta «es ilegítima porque no ha llegado a los mínimos establecidos, ha sido un fracaso de participación». La asociación también se ha mostrado contraria al plan porque «no está bien planteado; ni siquiera se ha hablado con los propios vecinos».

Portavoces del Ejecutivo local, por su parte, cuestionaron la suma que hacen los ecologistas de los votos en contra y de las personas que no acudieron a participar. «¿Desde cuándo son lo mismo», se preguntaron. Recordaron asimismo que «nosotros tuvimos valentía y espíritu democrático de comprometernos a respetar lo que la ciudadanía dijera», y arremetieron contra Basauri Bai, la marca de Podemos en el municipio, por ser uno de sus concejales «miembro destacado de uno de los colectivos convocantes», Sagarrak. «En la consulta del plan votaron más basauritarras que los que les votaron a ellos en las elecciones; también que a PSE y PP. ¿Esos votos tienen legitimidad y estos no?», lanzaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos