De compras en limusina

María Nieves y su hija Amagoia, cargadas de bolsas. / A. A.
María Nieves y su hija Amagoia, cargadas de bolsas. / A. A.

María Nieves Velasco gastó ayer el cheque de 3.000 euros que cada año sortea la asociación de comerciantes de Arrigorriaga

ASIER ANDUEZA ARRIGORRIAGA.

María Nieves Velasco y su hija Amagoia Ibáñez disfrutaron ayer, al más puro estilo 'Pretty Woman', de un paseo en limusina por las calles de Arrigorriaga. Estas vecinas recibieron además 3.000 euros para gastar a lo largo de la mañana en negocios locales. La asociación de comerciantes, Adecka, solo les puso dos condiciones: que no gastaran más de 200 euros en cada establecimiento y que disfrutaran del premio.

Velasco resultó ganadora en el sorteo que los minoristas celebran cada año entre las personas que han hecho compras durante las navidades. «Lo que más me emociona es sacar una foto de retrato de mis cuatro nietos en una tienda de fotos de aquí. De hecho, lo que menos emoción me produce es viajar en la limusina», confesaba la agraciada, que comenzó su ruta en la plaza del Ayuntamiento. Allí, José Andrés Cebrecos, representante del colectivo, recordó que «llevamos celebrando esta acción ocho años, aunque hemos entregado el premio seis, ya que en dos ocasiones no apareció el ganador».

La afortunada, además, se confesaba una defensora del comercio de barrio. «Las tiendas cercanas son las que mejor te atienden y tienen de todo sin salir del pueblo», aseguraba. Mari Carmen, del comercio de moda infantil Maider, fue la que le dio el número con el que posteriormente ganó la rifa. Y fue en la frutería cercana donde la animaron a comprobar su número por si la había tocado. «Llegué a mi casa y lo miré, y como no me lo podía creer llamé a mi hija y por teléfono comprobamos que, efectivamente, era la agraciada», recordaba María Nieves. «Empezamos a saltar de alegría como dos crías. Ya era hora de que todo nos empezase a ir bien», apuntaba su hija.

La ganadora es una gran defensora del comercio de barrio, donde «mejor te atienden y tienen de todo»

Ropa para otros años

La mayor parte del dinero la destinó a ropa y calzado para ella, sus nietos -también tallas más grandes para que les valgan el próximo año-, sus hijas... «Como encima son rebajas, en muchas tiendas hemos podido comprar el doble de cosas», celebraba. Ahora tendrán sus casas llenas de bolsas y envoltorios, después de superar el reto. Y es que, aseguraba Velasco, «no te creas que es fácil gastarse 3.000 euros de golpe. He tenido que ir calculando lo que me iba a gastar, y menos mal que me ha ayudado mi hija. Nos ha llevado una semana organizarlo todo». Aunque también ha reservado «un pellizco» para ir todos juntos a un restaurante de Arrigorriaga. «Porque las cosas buenas hay que celebrarlas con una buena comida en familia», aseveraba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos