El camión que chocó contra un autobús en Galdakao con dos muertos superaba «sustancialmente» el límite de velocidad

El camión que chocó contra un autobús en Galdakao con dos muertos superaba «sustancialmente» el límite de velocidad
Luis Calabor

Así lo ha asegurado el diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, quien ha descartado que el siniestro que se cobró la vida de los dos conductores se debiese al mal estado del vial

JOSE DOMÍNGUEZ

El diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, ha confirmado que el accidente entre un camión y una unidad de Bizkaibus que el pasado 1 de febrero se saldó con la muerte de los dos conductores no se debió a ningún problema con las obras que se realizan en la carretera N-240 sino a que la velocidad del transporte de mercancías era «sustancialmente» superior a la permitida, 40 kilómetros por hora en un tramo en esas circunstancias. El responsable foral anunció que la reforma del vial, que arrancó en septiembre de 2016, culminará «a mediados de abril», una vez se rematen los trabajos de señalización vertical y horizontal y se proceda al nuevo asfaltado de todo el tramo sobre el que se ha intervenido, entre los kilómetros 54,200 y 55,500.

Información relacionada

A petición de varios partidos de la oposición, Pradales ha explicado en la comisión informativa de su departamento todo el proceso que se ha seguido en torno a este 'punto negro' de la red viaria vizcaína a su paso por Galdakao. Así, tras recordar que en 2008 se eliminó el peaje de la A-8, en Usansolo, y que en las cercanías se encuentra el hospital de Galdakao, subrayó que la densidad del tráfico pasó de 4.300 vehículos al día a 19.000 en 2015. Por eso «se decidió actuar». Desde entonces se ha modificado la rotonda, se han ampliado los dos carriles por dirección en todo el tramo, se han mejorado los peraltes, además de colocarse bloques de hormigón de seguridad y mejorarse la señalización.

Ante las preguntas sobre posibles irregularidades en las obras, el diputado insistió en que en ningún momento ha sido así. «El tramo está perfectamente señalizado, la iluminación ajustada a las condiciones y la velocidad limitada a 40 por hora como corresponde a un vial en obras». Y ha insistido que su área ha comprobado que el camión superaba «sustancialmente» ese límite al margen de que todavía no hayan recibido el informe del atestado al estar el caso judicializado por haber fallecidos. Pradales también ha añadido que el accidente que se produjo en la misma carretera a 300 metros de distancia el 5 de febrero entre dos vehículos tampoco se debió a las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos