PNV y EH Bildu aprobarán el día 22 el plan de regeneración de Basauri

El alcalde, Andoni Busquet, deposita su voto durante la consulta del 17 de diciembre. / MANU CECILIO
El alcalde, Andoni Busquet, deposita su voto durante la consulta del 17 de diciembre. / MANU CECILIO

El equipo de gobierno y los soberanistas creen que, pese a que solo votó el 18% del censo, el proyecto cuenta con un amplio respaldo teniendo en cuenta los 'síes'

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Con la confirmación a finales de diciembre por parte del alcalde, Andoni Busquet, de que el equipo de gobierno llevaría a pleno el plan de regeneración de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe pese al escaso apoyo popular en la consulta del 17-D, solo faltaba por conocer la fecha en la que PNV y EH Bildu lo ratificarían. Finalmente será el día 22 cuando den luz verde al proyecto y pongan en marcha el engranaje necesario para reformar el centro de Basauri y eliminar la playa de vías de Pozokoetxe.

La aprobación definitiva, en la que estas formaciones contarán con el rechazo en bloque del resto de partidos con representación en el Ayuntamiento, tendrá lugar en el próximo pleno, después de que salga adelante el día 14 en la comisión de Política Territorial. El Ejecutivo local cuenta para avalar su intención de desarrollar el plan con el visto bueno de un dictamen que no pone reparos a que no se lograse el 20% de participación en el referéndum, documento que además recuerda que el 73% de los 6.051 votos emitidos fueron favorables a la propuesta jeltzale.

Busquet, ante la falta de respaldo del resto de partidos, les recuerda que «el PNV declaró públicamente que se sentiría vinculado políticamente con el resultado de la consulta en caso de que la participación superara el 20%, compromiso que los partidos que hicieron campaña por el 'no' no se atrevieron a asumir, aunque ahora se escuden en el índice de participación para dar una vez más la espalda a la regeneración de estos barrios».

«No podemos desistir de llevar adelante un plan que, lejos de suscitar rechazo vecinal, tiene un amplio apoyo»

«Tuvimos la valentía de respetar lo que dijera la ciudadanía y, como no ha ocurrido que haya habido un rechazo, no podemos desistir de llevar adelante un plan que, lejos de suscitar rechazo vecinal, lo que ha conseguido es un amplio apoyo», apuntó. En ese sentido, el primer edil hizo hincapié en que en los colegios electorales de los barrios afectados «el 'sí' fue abrumador».

Y fue más lejos en la defensa del resultado: «Aunque las 645 personas que hacían falta para llegar a ese 20% de participación hubieran ido a votar, el 'sí' al plan hubiera seguido siendo mayoritario». Abogó, por ello, porque los partidos políticos sitúen «los intereses de pueblo por encima de los partidista». «Es un proyecto largamente esperado por los vecinos, que ha tenido detrás un amplio proceso de participación ciudadana, que se ha enriquecido con aportaciones vecinales y que supondrá una mejora en la calidad de vida de todos los vecinos», incidió.

El portavoz del PP, Gabriel Rodrigo, fue el primero en recriminar a Busquet que «se está equivocando». «El PNV se empeña en un plan que no gusta a los vecinos, ni a la oposición, ni tampoco a su partido, que preside Bilbao Ría 2000, y encima va a hacer perder casi 5 millones de euros a los basauritarras», denunció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos