El Basconia pesca en el mercado de invierno en busca de una revolución para la permanencia

El segundo filial rojiblanco ha conseguido 16 puntos en una primera vuelta muy irregular. /  E. C.
El segundo filial rojiblanco ha conseguido 16 puntos en una primera vuelta muy irregular. / E. C.

Los de Ander Alaña, que fallaron un penalti en el tiempo añadido, arrancan el 2018 con un empate ante el Zamudio

ÓSCAR G. MANCERAS BASAURI.

Con tres caras nuevas se presentó el Basconia el pasado domingo en Artunduaga en el encuentro que empataron sin goles ante el Zamudio. El segundo filial rojiblanco ha movido ficha en este mercado invernal para intentar lograr el objetivo de la permanencia, ya que la primera vuelta de los basauritarras ha sido muy irregular. En ella han conseguido 16 puntos traducidos en tres victorias, siete empates y nueve derrotas. «José Mari Amorrortu (director deportivo del Athletic) ha visto que había que moverse, porque viendo lo que hay... Además con la camada que viene del juvenil no nos podemos permitir bajar», subraya Juan Ignacio Azurmendi, presidente del Basconia.

Por este motivo, se han realizado las incorporaciones de Iker Amorrortu, procedente del filial del Eibar, el Club Deportivo Vitoria, y de Thaylor Lubanzadio, quien se encontraba actualmente en las filas del Caudal de Mieres. «Es muy ilusionante formar parte de este club», ha declarado este último. Además, han decidido recuperar a Iñigo Sukia, futbolista que estaba cedido en el Portugalete, pero que apenas había contado con oportunidades. En el capítulo de bajas, Eneko Basaldua se ha marchado cedido al Juvenil División de Honor del Danok Bat, ya que Ander Alaña no contaba con él. No será el último en salir, ya que otros jugadores también han sido avisados que deben buscarse equipo para los próximos meses. Si se produce alguna baja más, fuentes del club informan que podría producirse otro fichaje.

«Currela»

De las tres incorporaciones, dos de ellas fueron titulares. Sukia y Amorrortu jugaron de inicio, mientras que Thaylor saltó al terreno de juego en el minuto 64. «Nos va a aportar mucho, juega bien arriba», piensa Azurmendi. Respecto a las otras dos caras nuevas, el presidente cataloga a Amorrortu de «currela», y cree que Sukia «cumplió» en su regreso a las filas del Basconia.

El equipo mejoró sus prestaciones pero no pudo conseguir la victoria. De hecho, el propio Amorrortu dispuso de un penalti en tiempo añadido, pero fue parado por Barandiaran. «Se vio el gesto, quiso coger el balón y tirarlo, lo tendría claro pero el portero le adivinó las intenciones», lamenta Azurmendi. «Fallar un penalti en ese minuto te hace más daño, y fue una pena porque consiguiendo los tres puntos hubiéramos pegado un arreón», destaca. El próximo compromiso será ante el Balmaseda a domicilio, uno de los tres únicos rivales a los que ha conseguido ganar la escuadra de Alaña esta temporada. «Querrán sacarse la espina, pero es un partido asequible porque su año no está siendo brillante», precisa Azurmendi. La cita podría adelantarse al viernes, ya que los encartados tienen un partido aplazado que posiblemente disputen el siguiente miércoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos