El PSE de Basauri solicita una nueva normativa sobre ruidos ante las quejas vecinales

Viviendas de Basauri ajenas a la información.
Viviendas de Basauri ajenas a la información. / E. C.

L. PÉREZ BASAURI.

El ruido cansa, y es el segundo motivo que en mayor medida obliga a intervenir a las mediadoras vecinales del Ayuntamiento de Basauri. La institución local ha modificado el protocolo de actuación y hoy en día, aunque la Policía Local acude en cuanto se registra una queja y solicita que se reduzcan los decibelios, es al cabo de unos días cuando el aparejador, acompañado de los agentes, visita al supuesto infractor. Desde el Consistorio aseguran que «es la forma más adecuada, porque los agentes no saber utilizar el sonómetro, hay que tener una formación». «Es la manera más eficaz de comprobar si funciona el limitador de sonido de los establecimientos porque tiene que utilizar el aparato alguien con conocimientos».

Sin embargo, la explicación no convence al PSE. Denuncian que desde que «en 2013 se rompió el equipo de la Policía Local únicamente existe uno y está en el área de Urbanismo». «Debe de comprobarse si hay ruido de forma inmediata, porque se registran muchas quejas por vecinos incívicos», afirman portavoces de la formación. En ese sentido, solicitan que se elabore una normativa en la que se detallen los límites y las sanciones, aunque apuntan que a día de hoy ya se podría utilizar como regulación «la ordenanza de comportamiento y limpieza pública».

Temas

Basauri

Fotos

Vídeos