Basauri pide a Educación las dos últimas casas de los maestros ocupadas

La casa de los maestros está en la plaza Arizgoiti./E. C.
La casa de los maestros está en la plaza Arizgoiti. / E. C.

L. PÉREZ BASAURI.

El Ayuntamiento de Basauri pidió ayer al Departamento de Educación del Gobierno vasco la desafección de las últimas dos viviendas ocupadas en la casa de los maestros de la plaza de Arizgoiti, un inmueble de más de setecientos metros cuadrados donde está previsto a futuro construir 34 viviendas libres.

El trámite permitirá al Consistorio poder utilizar estos dos pisos o, en este caso más concreto, que dejen de estar habitados, puesto que el edificio de 18 viviendas de propiedad municipal es uno de los terrenos públicos que el Ayuntamiento espera vender para impulsar la regeneración de los barrios de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe y por el que confía en ingresar más de dos millones de euros.

Su derribo servirá para hacer caja y poder costear parte de la ambiciosa operación urbanística, valorada en más de 25 millones de euros y que los vecinos tendrán la oportunidad de refrendrar o rechazar con su voto en la consulta que se celebrará el 17 de diciembre, la primera de estas características en el municipio.

Según explicaron portavoces municipales, «las viviendas podían ser utilizadas por docentes con derecho a ocuparlas hasta que se jubilasen; luego ya perdían ese derecho». Así que la institución local ha esperado a que se diese esa circunstancia en el caso de estas dos últimas viviendas. La inquilina de una de ellas era una «profesora jubilada que entregó las llaves en marzo del año pasado», mientras que el segundo docente «abandonará la vivienda a mediados de diciembre», puntualizaron las mismas fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos