Basauri limpiará 143.005 metros cuadrados de taludes y laderas

El Ayuntamiento destinará durante los dos próximos años 100.000 euros al mantenimiento de estas zonas verdes

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Los taludes son zonas con escaso valor. No son apropiadas para instalar equipamientos, ni servicios, y tampoco ornamentalmente para plantar árboles. Al tratarse de terrenos en pendiente, sin embargo, su cuidado es imprescindible para evitar corrimientos de tierras y, en última instancia, que se produzca alguna desgracia si tiene lugar algún derrumbe. Y, en ese sentido, los diecisiete espacios de estas características que existen dispersos por el municipio requieren una inversión de alrededor de 50.000 euros al año.

El Ayuntamiento sacará a licitación en las próximas semanas un contrato, que estará valorado en 100.000 euros, para contar con una empresa que se haga cargo de esta función durante los dos próximos ejercicios. Cuantía que, según indican portavoces municipales, «puede se mejorada por los licitadores».

La adjudicataria deberá cumplir con el mantenimiento y limpieza de 143.005 metros cuadrados de terreno y un talud más de los que se atiende actualmente. Así, por ejemplo, intervendrá en la zona del polígono de Artunduaga, la de mayor tamaño con casi 24.000 metros cuadrados, o en otras que también tienen grandes dimensiones como las de Lapatza (20.000) y Bidasoa Ibaia (14.370). Asimismo, la localidad está jalonada por laderas de menor tamaño, como las del centro cívico y el puente de Ariz, que rondan los 1.000 metros cuadrados cada una.

Plantas invasoras

Los operarios deberán ocuparse de la limpieza y la eliminación de maleza en los diferentes espacios, así como del desbroce de la vegetación arbustiva que no sirva como «objeto de conservación ni de aprovechamiento botánico alguno», precisaron desde la Administración local.

Los distintos desbroces de las hierbas se aprovecharán para retirar las plantas invasoras, como las acacias y el plumero de la Pampa, que en los últimos tiempos se han hecho un hueco entre las especies locales. De paso, se actuará en los lindes de caminos y pavimentos, aunque también en bordillos y arbustos para que no se contagien de este tipo de flora exótica.

Los trabajos de mantenimiento y conservación se realizarán de forma trimestral, en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, y los operarios intervendrán durante un plazo máximo de un mes.

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos