Basauri impulsa un nuevo contrato para atajar los problemas de los ascensores exteriores

El de Federico Mayo fue uno de los últimos ascensores construídos por el Ayuntamiento./E. C.
El de Federico Mayo fue uno de los últimos ascensores construídos por el Ayuntamiento. / E. C.

El Ayuntamiento licita por 45.289 euros para dos años el servicio con la meta de que la nueva empresa solucione los fallos de los elevadores

LEIRE PÉREZ BASAURI.

En un municipio como Basauri, con una orografía aparatosa y calles empinadas, los ascensores urbanos sacan a más de uno del aprieto de subir decenas de escaleras cargado con bolsas. Sin embargo, también suponen un quebradero de cabeza para los responsables municipales. El paso del tiempo y los actos vandálicos, que se producen pese a que las siete infraestructuras exteriores están conectadas a través de cámaras con la Policía Municipal, han provocado que en los últimos años algunos de los elevadores hayan sufrido un gran número de averías, como es el caso por ejemplo del ubicado en la calle Doctor Fleming, el segundo que habilitó la institución local, en 2010, para conectar las calles Ibaigane, Antonio Trueba y Doctor José Garay con Menéndez Pelayo.

La estructura requirió una fuerte inversión de las arcas públicas, que desembolsaron casi un millón de euros para instalar la infraestructura. Con el objetivo de dar un empujón al servicio de mantenimiento y que «mejore», los responsables municipales han decidido no prorrogar el contrato suscrito con una empresa en 2016.

7
elevadores exteriores ha instalado el Consistorio desde 2007 para salvar las cuestas.
29
ascensores, incluyendo los de los edificios públicos, tiene Basauri, aunque en el contrato entran 25.

Los servicios técnicos del área de Urbanismo están redactando estos días los pliegos para así poder licitar en enero de nuevo el servicio. Tendrá un coste similar al de hace dos años, cuando se adjudicó por 45.289 euros para dos ejercicios.

La compañía contratada deberá encargarse del mantenimiento de algunos de los ascensores públicos instalados en las calles, pero también de los que se encuentran en el interior de edificios municipales como casas de cultura, colegios, oficinas y otro tipo de espacios. Así, serán responsables del funcionamiento de un total de 25 de los 29 elevadores del Ayuntamiento.

Envejecimiento y «mal uso»

Ene se sentido, no se incluirán dentro de este servicio los últimos cuatro equipamientos que se han ejecutado en los últimos años al encontrarse en garantía. Es el caso, por ejemplo, del de Federico Mayo y del colocado en el ambulatorio de El Kalero. Tampoco los interiores de los colegios José Etxegarai y Bizkotxalde. La concejala de Urbanismo, Nerea Renteria, señala que, «como sucede en cualquier equipamiento público o maquinaria, el paso de los años y los altos niveles de utilización de los ascensores son factores que influyen en que se produzcan más fallos que al principio, aunque también hay averías que son consecuencia directa del mal uso y el vandalismo».

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos