Basauri concederá a los jóvenes 275 euros de ayuda al alquiler

Los arrendamientos deberán ser privados, no de los que gestiona Bidebi. / E. C.
Los arrendamientos deberán ser privados, no de los que gestiona Bidebi. / E. C.

Los solicitantes tendrán que estar empadronados en la localidad y contar con unos ingresos mínimos de 12.000 euros y máximos de 25.000

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El Ayuntamiento de Basauri echará un capote a los jóvenes que quieran emanciparse. El Ejecutivo local presentó ayer en la Comisión de Política Territorial y Contratación el borrador de la ordenanza que regulará las ayudas económicas para el alquiler, un plan que se pone en marcha a raíz de la enmienda de EH Bildu a los presupuestos de este año y que cuenta con el apoyo del PSE y la abstención de Basauri Bai y el PP. En total, la institución local destinará este año 65.000 euros para apoyar a los basauritarras de entre 18 y 35 años que quieran dejar el hogar familiar. Y es que la precariedad laboral eleva hasta casi los 30 años la edad a la que los jóvenes vascos pueden independizarse, una de las más elevadas de Europa.

La cuantía que se subvencionará será la mitad del arrendamiento, con un máximo de 275 euros al mes. La cifra, no obstante, está por debajo de las pretensiones iniciales de la coalición soberanista, que fijaba el máximo a percibir en 600 euros mensuales. Tendrá un período de vigor de un año y el beneficiario únicamente podrá requerir la ayuda en una ocasión.

Para concurrir a esta subvención, los interesados deberán cumplir una serie de requisitos como, por ejemplo, estar empadronados en Basauri y tener unos ingresos mínimos de 12.000 euros y unos máximos de 25.000 euros, tal y como marca la normativa del Servicio Vasco de Vivienda, que se aplicará también en este programa a pesar de ser de carácter municipal.

Otras ayudas

Además del requisito imprescindible de residir previamente en la localidad, también es necesario que el solicitante conste en el registro de Etxebide como demandante de vivienda. El Consistorio no aportará dinero, sin embargo, a los jóvenes que alquilen un inmueble a través de los programas Bizigune y ASAP, que gestiona en la localidad Bidebi y que tienen un coste por debajo del precio en el mercado libre. El programa municipal será compatible con otras ayudas destinadas a la vivienda, aunque con límites. Si se juntan todas las subvenciones existentes, el importe resultante no podrá superar el 50% del importe que el joven paga.

La subvención del Ayuntamiento será compatible con la Renta de Garantía de Ingresos, pero no con la prestación contributiva de vivienda que va asociada a la RGI, ni con la ayuda económica de vivienda que concede el Gobierno vasco. Sí que se podrá complementar con las ayudas individuales que entrega la Administración local para paliar situaciones de exclusión social y de extrema necesidad. Desde EH Bildu celebraron que la implementación de estas subvenciones a partir de este mismo año servirá «de gran ayuda a los jóvenes que deseen independizarse en Basauri».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos