Bañistas de Galdakao denuncian «robos» en Elexalde

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

Las piscinas descubiertas de Galdakao tuvieron hace unos días una jornada movida. El comportamiento de una decena de personas que acudió a pasar la tarde en el complejo de Elexalde trastocó la tranquilidad de los usuarios, quienes denuncian que «se negaron a dejar de fumar, algo que el reglamento prohibe, y a ponerse el gorro de baño, algo que es obligatorio». Los trabajadores de las instalaciones corroboran las dificultades que tuvieron para apaciguar a esta familia. Los socorristas incluso se vieron obligados a llamar a la Policía Municipal ya que estas personas hacían caso omiso a sus peticiones.

Los responsables del servicio aseguran que es «el primer incidente» en lo que va de verano. Pese a la actitud desafiante, los problemas no fueron a más. Los testigos, sin embargo, censuran que no se les expulsara del recinto deportivo y que no fueran «apercibidos» ni se «tomaran sus datos». Según afirman los usuarios, durante ese día además «se registraron varios robos, especialmente de móviles». Uno de los bañistas asegura que «incluso uno de ellos me ofreció un móvil a la salida de las piscinas», extremo que no ha podido confirmar el Consistorio.

El responsable de la gestión de las piscinas descubiertas apunta por su parte que «en este municipio son casos puntuales y no pasan más incidentes que en otras piscinas municipales». En ese sentido, señala que «los días que está nublado casi no vienen personas y antes de ayer, por ejemplo, no se registró ningún problema a pesar de la afluencia de 1.050 personas en el recinto».

Otro de los problemas que apuntan los vecinos es la falta de aparcamiento en el barrio de Elexalde para los usuarios que acuden al recinto, así como la falta de un autobús municipal que de les acerque hasta las instalaciones de forma gratuita.

Fotos

Vídeos